sábado, diciembre 10, 2005

Aunque mi voz se expanda, no llenará el vacio.

CAPITULO SEIS
CARMEN
Mis hermanos brillaban.
Donde, d
onde se fueron.
Estos hombres que veo
me estremecen el alma.
I
Aquí estoy, justo en mi turno, tratando de decir.
No podía adelantarme porque eso hubiera sido hacer trampa y un mal comienzo. Tenía que esperar para oírlas a ellas.
Nadie imagina lo difícil que para mí, será escribir. Incrustada en un país Mariano; invadida por el resentimiento hacia mi madre, me siento como si fuera un tumor.
Es Carmen la que escribe.
Sentada en rígida postura frente a su escritorio.
Una alondra canta pegada a mi ventana. Amanece y la mañana me sorprende. Si hubiera escrito en las horas en vela no estaría como ahora, dando vueltas, sin retomar los pensamientos.
Escribo desde la muerte, porque eso y no otra cosa es, ésta inmovilidad. Siento agotada dentro de mí la fuente del amor filial.
Aunque me digo muerta; gracias al desarraigo, me declaro sobreviviente de la hecatombe familiar.
Sobrevivir ahora no me lastima. Es el hecho de que luché por mí, sin volver la vista para ayudarlos en la niñez, o al menos ver si me necesitaban, lo que me inquieta.
Fui la mayor, de cinco hermanos varones y debiera decirse, si generosa hubiera sido, que debí protegerlos.
No lo hice.
Estaba demasiado ocupada defendiéndome.
Mi entorno no fue fácil, mi género, ser mujer, me marcó en desventaja con ellos.
Hasta los juegos y retozos me estuvieron prohibidos, no todos eran propios para mí, que según decían “el aliento me empañaba”.
Eso le sucede al espejo; eso me dijeron, ser mujer.
También lo fue la falta de derecho a estudios. Para qué, si un día habrían de mantenerme.
Ni siquiera fue importante medir capacidad o inteligencia. Siempre un varón sería el mejor, el motivo de orgullo.
¿Y mis logros?
Pues nada del otro mundo para ellos.

26 comentarios:

MacVamp dijo...

Es algo trillado pero cierto: suelen doler más las palabras que los golpes.
No soy "feminazista", pero no soporto las distinciones que aún se marcan en muchos lugares del mundo entre hombres y mujeres. Nunca estaré de acuerdo en que traten de anteponerse uno por encima de la otra o viceversa. Cada uno, cada una, tienen su momento, su importancia y su tarea en este mundo que sin los dos, no sería mundo.
Espero que Carmen haya podido "digerir" toda su niñez y no se haya sentido "arrollada" por vivir desde siempre, para siempre, en un mundo familiar "invadido" por varones ;-)

Un abrazo muy fuerte.

fgiucich dijo...

Y apareció Cármen, la de Ronda, con toda la furia de un pasado que transmite odios enquistados por ese "apartheid" familiar impuesto por las tradiciones machistas. Nos escribe ,cuchillo en mano, haciendo un tajo entre aquello y esto, mientras la alondra pone el toque de optimismo para esperar la próxima parte. Uno de sus mejores textos, amiga. Profundo y bello. Abrazos.

Lety dijo...

Bienvenida querida MacVamp:
Otra mujer esta Carmen y una actitud distinta, ella se declara sobreviviente, a su manera. Veremos que tan buena esa manera.
Te sigo de cerca en tu casa querida amiga, aunque yo creo que casi todos esta segunda quincena estaremos un poco alejados de Internet. Por mi parte, estaré si ustedes vienen.
Recibe mi abrazo afectuoso

---------------------

Querido Don Fernando:

Me hizo usted sonreir, con Carmen la de Ronda, esta mujer al menos a mi me inquieta, porque como dice somos un país Mariano, pero veremos que tal le va y no adelanto vísperas.
Me voy y le escribo.
Un beso en la frente y mi gratitud por sus palabras.

Azoe dijo...

Machistas, feministas, todos equivocados.

Por cierto, Carmen...uno nunca esta suficientemente ocupado para defender a quien se quiere.

Saludos Lety (y si, yo tambien recien comienzo a habituarme a estas señoritas)

el blog de pepi dijo...

Ansiosa pues estoy de conocer más a Carmen, puedo figurarme sus penas y sus inquietudes. Una sobreviviente...si eso es lo que es Carmen, aprender a valerse por si misma, a no dejarse hundir y salvar su pellejo habla de su valentía y las culpas que pueda tener son voces ajenas masculinas, pues quién sino ella misma es la que ha de salvarse y redimirse?
Un abrazo y muchos cariños querida Lety.

Lety dijo...

Hola querido Azoe:
Creo que puedo decir sin faltar a la verdad, que esta mujer ni siquiera sabe lo que es machista o feminista, sólo narra lo que vivió. Y ella piensa como tú, por eso se reprocha, porque está consciente de ser la hermana mayor de seis, en una marimba de niños en la que cada año nacía un hermanito.
Que las leas, que te habitúes a ellas es un regalo que te agradezco con abrazos Azoe.

----------------------

Mi querida Pepi:
Carmen es para tí y para mi de manera especial, y yo espero que tanto lo que diga, como lo que deje de decir, tenga significado. Lo que sucede es que para mejor entender a Carmen habría que leer también a Consuelo que fue la segunda mujer en estos textos.
Si en algún momento quieres lo que va a hasta ahora, te lo puedo enviar en un archivo. Lo mismo digo para cualquiera de nuestros amigos.
Te abrazo fraternalmente.

Laura dijo...

Lety:
cuándo dolor siente Carmen y cuánto lacera en su corazón el no haber sido la protectora de sus hermanos!
Un abrazo consolador para sus llanto.
Besos

indianguman dijo...

Qué rabia!!! Qué impotencia!!!

Cómo emerger de el círculo del danio, cómo parar la destrucción, cómo sublimar el dolor de lo que no se puede reparar??

Tú lo sabes, amiga, porque lo has vivido. Espero desgarrada y sobrecogida la respuesta

abrazos!

Lety dijo...

Pues si, pobre Carmen, porque su represión fue peor por ser mujer. Y de niña, no fue que eludiera su responsabilidad, creo que ni siquierla la visualizó, capoteando las tesmpestades que sobre ella caían. Fue después cuando percibió el peligro para sus hermanos, que no fue dureza o malos tratos, por eso fue más difícil reconocerlo como tal. Gracias hermosa Laura por acompañarnos en este caminar. Que Dios te bendiga siempre.

-----------------------

Querida hermana:
Me regalas las palabras justas. ¡Cómo sublimar el daño que no se puede reparar! En esa frase justo está el deseo de Carmen y lo verás. Si lo consigue no lo se, pero que lo desea sí, con todo el corazón.
Te quiero mucho IndianGuman
¿Cuando saldrás de vacaciones? Que las pases feliz.

JOSE SANCHEZ ZOLLIKER dijo...

Siento una gran fuerza y vitalidad en esta Carmen. Fuerza y vitalidad que tienen nada más lo que sobreviven, los que con paciencia pueden quitarse la bota de la opresión de la garganta... Pero fuerza al fin y al cabo, reprimida. ¿Será que puede estallar de pronto? ¿Confesar que se ha quedado quieta por que se declara culpable de su propia cobardía? o ¿Intentará remediar lo suyo en vidas más nuevas y prestadas (sus hijos, quizas)?... ¡Esta Carmen es tan cruda y vivencial, tan real que ya quiero seguir conociéndola!... Un abrazo, espíritu bello! Y muchas gracias por el link tan especial!...

Hannah dijo...

A Carmen, si puedo osar a hacerlo, le diría que nimgún reproche debe hacerse por no haberse ocupado de sus hermanos. Eran eso, sus hermanos -no sus hijos- y ella, por mucho que fuera la mayor, era una hija más; con las mismas necesidades y carencias que el resto de los hijos. La responsabilidad, pues, era de los padres, no de ella. De modo que le doy ánimos para que arroje de sí todo lo lejos que pueda el lastre de culpas que no le corresponden -de nada es culpable- y, dejando de ser "sobreviviente", se atreva a vivir con toda la intensidad que la vida merece. Aunque se diga muerta, no lo está. Tiene fuerza, es vitalista, está llena de enrgia y de vida; de manera que adelante, Carmen. Tu nombre significa jardín en árabe, y canto en hebreo. Haz honos a ambos significados y canta a la vida llenándola de toda la intensidad de tus mejores flores.
Mi cariño para ti, Carmen.

Un abrazo, Lety y compañía.

Hannah

Lo-que-serA dijo...

¡Qué camino difícil tiene que recorrer Carmen, mi Lety!¡Y qué aventada tú para prestarle tu pluma! Un abrazo a las dos.

Lety dijo...

Querido José, ya tan necesarioo y también tan real:
Lo primero que tendrá que hacer esta Carmen es arrojar lastres, veamos que tan buena resulta para hacerlo, yo que veo ahora los toros desde la barrera, espero que si, pero ustedes dirán mejor que yo.
Recibe mi abrazo agradecido, no sabes lo feliz que soy de contar contigo. Yo se que te das cuenta que en cierta forma, ambos actúamos con el mismo fin.

-----------------

Tú puedes decir lo que desees Hannah, que para eso estamos aquí.

No es la casualidad la que nos reúne, es más, mucho más, y son ustedes precisamente y lo que cada uno comente, lo que le dará a estos textos su verdadera dimensión, más allá de la que ahora tienen.
Esa es la razón de mi alegría por encontrarnos.
Te abrazo con afecto creciente.

Lety dijo...

Mi querida la que es:
Ay esta Carmen duele de verdad, por lo que dice, pero más por lo que deja de decir, que tentación el dejar correr la pluma sin más. Pero son ustedes los que la ayudarán. Sólo ustedes pueden decirle si para su fin basta lo que se dirá. Tiene un fin que yo siento legítimo, pero ustedes decidirán.
Besos y descanso mi corazón en tí.

noemi dijo...

Que deje de pasar eso, en el siglo XX1, caray. Ahora si no mas de eso: mujere y hombres en igualdad de oportunidades, ni mujeres ni hombres debemos permitirlo mas.

Abrazos, Lety

Lety dijo...

Voz de alerta Noemí:
Muchas veces son las madres las que lo hacen y además manipulan con lazos de amor y consentimiento que dañan, más a sus hijos que a las hijas. Voz de alerta en verdad ante ese peligro encubierto.
Besos para tí amiga y Doctora

el blog de pepi dijo...

Mi Lety querida, te he dejado un mensaje en mi blog, a ver si te animas ;)
Un beso.

El Enigma dijo...

Pensamientos asi son lo qeu hacen hierva la sangre, que acaso no respira la mujer como el hombre, defeca y ama, sangra y mira, come y siente...

Suficiente como para de ahi, llevar a criatura sque asi crecieron, al cielo, directamente.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Orfa dijo...

A todas nos toca, a unas más o otras menos, esta cultura machista. Si la libramos en la familia, nos la encontramos en la escuela o el trabajo, o simplemente en la calle cuando cualquier estúpido se siente con derecho de faltarle el respeto a una. Qué mal.

Orfa dijo...

Y para ti besitos, Lety, muchos besitos, muchos muchos.

Lety dijo...

Mi querida Pepi, ya fui por ahí, ahora a cumplir contigo. Dame tiempo nomás. Por ahora te beso con enorme cariño.

----------------------

Y no crea que esta mujer se queja, sólo expone. Y más que nada quiere exponerse a si misma para finalmente crecer, eso quiere Enigma.
Sólo gratitud para usted por su presencia y también mi respeto.

Lety dijo...

Lo importante es nuestra actitud querida Orfa:
Que tanto nos limite o nos lastime esa actitud, nosotras lo decidimos. Llega nuestro momento para hacerlo.
Todo mi cariño para tí y felicidades.

Roberto dijo...

es para leerte muy tranquilo, pero lo que he leido hasta ahora me ha gustado,
te invito a que pases por mi blogg, donde encontraras sensaciones nuevas.
robert

Lety dijo...

Gracias por tu visita Roberto, este día me fue difícil el acceso a Internet, por esa razón no te he visitado, pero lo haré con gusto. Bienvenido

Mary Carmen San Vicente dijo...

Ay Carmen, (tenía que llamarse Carmen) jaja Me imagino que sus frustaciones son las de muchas mujeres que crecieron rodeadas por ese tipo de educación que parece mentira todavía existe y lo padeció más porque en el fondo llevaba a una Carmen revolucionaria que no quería conformarse con tan poco.

En fin que seguiremos viendo qué pasa con mi tocaya.

Lety dijo...

MariCarmen, Maricarmen, bienvenida a tu casa, si tengo un correo que me dice de tus andanzas por acá, y yo de fiesta por ello. Miles de besos y que te sea leve esta tocaya tuya que a mi me sacó canas verdes, ya lo he dicho
Besos por montones

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog