martes, abril 04, 2006

Pepi chilena que vive en Alemania, voz gemela para mí

Alemania 6 de marzo 2006


Mi querida Lety

Quiero usar este “viejo” y casi olvidado medio, a mi parecer es mucho más personal que enviarte un email con mi opinión, además así te entrego algo muy personal como es la escritura a mano.

Partí con tus escritos en mi maleta, la primera parte la leí en el avión y el resto lo hice frente al mar. No podía encontrar el lugar ideal para hacerlo hasta que me senté en la arena, frente al mar, junto a las caracolas, ¿qué mejor escenario? ¿no?. En una especie de auto-retiro espiritual, de autoexilio, fui pasando por todas y cada una de tus mujeres, que ya han dejado de ser “exclusividad propia” —si es que alguna vez lo fueron— para pasar a ser espejo de muchas etapas de mis propias vivencias.

Tus mujeres me ayudaron, me ayudaron a recordar cosas que desde hace mucho ya tenía olvidadas. Para cerrar ciclos que tenía pendientes me animaron.

Te quiero dar las gracias mi querida amiga por “regalarnos” estas vidas, nos has dado la oportunidad de ser todas o una de ellas. Como alguna vez ya lo expresé, creo que todas llevamos un poquito de esas seis damas que cada semana se reunían en el “Café de Morgan”… de alguna forma todos somos nuestro propio “Morgan” donde reunimos todas nuestras facetas.

Es increíble e imposible dejar de asombrarme al pensar que aquellas vivencias que yo creía tan absolutamente mías, íntimas y personales al parecer son tan universales, es que nos creemos únicos, pero la verdad es que las vidas se entrelazan y los acontecimientos pasan a tener carácter colectivo.

Me alegro tanto de que el destino nos haya cruzado y espero de ahora en adelante seguir caminando a tu lado, eres una persona muy bella y todo un descubrimiento para mi.

También te quiero hacer un regalo, así como tú me has regalado a tus mujeres y a través de ellas me has regalado la libertad, se que me coleccionas caracolas, estas las junté en la playa donde leí tus escritos, no son grandes ni las más bellas pero te quería dar algo de mi tierra para que me recuerdes. La acuarela (no es de mis mejores) es de la playa donde estuve y de donde provienen las caracolas, ojalá que mi sorpresa haya valido la pena y que ahora en tu cara haya una sonrisa.

Muchos cariños.

Tu amiga

Carla
***

El hermoso papel hilado en algodón, la rosa y el botón, los caracoles que se desprendieron de la carta y cobijé en mi palma durante el tiempo de lectura, la acuarela que me hizo sentarme en aquella playa junto a tí. Tu nombre que ahora se entrelaza al de Pepi en mi corazón, tu hermosa letra y las palabras más bellas aún. ¿Cómo no dibujar una sonrisa en mi cara? ¿Cómo puede esta sonrisa no retoñar ante cada nueva lectura?
Lo viejo es simplemente hermoso, pero lo nuevo también. Adivinar a cada uno de ustedes, presentirlos tras la pantalla, casi escucharlos respirar, me hace feliz. Aún no logro acostumbrarme a no contestarles en el blog, pero veo que si, han llegado algunos nuevos, veré hasta donde puedo aguantar. Por ahora en Pepi-Carla, abrazo a cada uno de ustedes también

14 comentarios:

tyare dijo...

Hola Lety! Un poco alejada de los blog, me encuentro con lindas cartas. Todo habla muy bien de ti y de tus escritos. Cada ves que puedo paso por aquí. Gracias por tu constante apoyo, son muy gratificantes tus palabras. Besos.

el blog de pepi dijo...

Que puedo decir, me siento más que halagada, la verdad no sé si lo merezco pues no puedo escribir tan bien como muchos de los que te visitan, pero aquellas palabras que afloran de mi mente lo hacen desnudas, inocentes y sin pretenciones.
Para mi ha sido una de las sorpresas más gratas el encontrarte mi linda Lety, para mi eres mi alma-espejo y también una inspiradora. Si hay alguien que se merece los halagos eres tú.
Te abrazo a la distancia y agradezco la linda amistad que me das.
Un beso grande.

Joup dijo...

che me es dificil agarrar un lapicero!!! :S uno se acostumbra a no utilizar mas que el teclado :S...

Yo ando visitandote por primera vez, me llevo una gran sorpresa...
vere que mas me ofreces de corazon :=)
besos! :D

Jean Georges dijo...

Y es que crece. Gira la pelota, rodando por los números y la gente se acerca Madre-lety, es que huelen de lejos que ya están prontas las tartas de la tarde y el té de jazmines humea sobre el fuego. Le llevo unas flores de jacarandá, azul firme para su estante de recuerdos extranjeros.

mnkantavivir dijo...

es de lo mismo que yo hablaba hace unos dias, que diferencia es el recibir una carta....eso es de lo mas bello, y vamos que esta carta que transcribes que belleza..si que cuentas con una gran amiga...
saludos afectuosos desde Pueblita

ka! dijo...

Primero que nada...quiero decirte que tus letras son bellas...vamos...me gusta la parte donde encuentras cotidianidades tan universales y que en ciertos momentos uno las siente propias..

UN veradero gusto...como oaxaqueño, como lector ávido y como persona que gusta de la vida..

Morgan..ammm!...puerto escondido?

Saludos.

Gala dijo...

Querida Lety,
Que bella carta que te ha enviado la Pepi.
Un abrazo inmenso para las dos.
Les quiero.

Gala

blueberrie dijo...

"...casi escucharlos respirar"; ¿puedes mirar mi sonrisa, Lety? Me has dibujado una!
(Me siento un poco intrusa leyendo la carta que te ha enviado tu amiga; hermosa!) Te deseo un excelente día.

Michelle dijo...

la amistad es el vinculo mas puro que existe entre los seres humanos, en el hay una comunicación donde no hay verticalidad sino todo horizontal como el mismo horizonte. GRACIAS Lety por tu bella amistad, por la candidez en tus relatos y por ese corazón que ilumina desde lejos...abrazos de los cinco

Ce dijo...

Por dónde empiezo???

Primero, una disculpa, no había leído tu comentario, y es que estaba abajo de las sábanas y de las cobijas, abajo de mi almohada.

Después acepto con gusto tu mano, tus manos Lety.

Yo también ya te había leído, pero sabes, algunas veces tengo temor, bueno muchas veces, temor de fallar, de no tener ese espacio de tiempo para pasar, sentarme, tomar un vaso de agua y aportar.

A veces sólo queda un respiro para leer.

Eso sí puedo prometerlo, leer, leerte con detenimiento, y, si me lo permites entrar a tus otras casas, elegí ésta al azar entre el abanico de posibilidades que ofreces.

En verdad espero conocerte.

Como dice Laura, una amiga, disculpa la palabrería.

Un gusto pasar a verte, a saludarte, gracias por ofrecerme tu amistad.

Prometo, para la próxima, ser más concreto y comentar sobre tus palabras, las que plasmas en tu blanco monitor.

fgiucich dijo...

Cartas que son un lujo. Abrazos.

Olie dijo...

Qué bonito recibir una carta: ni la tecnología del Siglo XXI puede ir en contra de uno de los medios de comunicación más esperanzadores que existe en la historia de la Humanidad... y desde hace siglos.

No sabía que Pepi era chilena... Me da gusto saber que hay tantos aspectos comunes entre las mujeres de tu país y el mío.

Abrazos chilenos:

Olie
7-4-2006

noemi dijo...

MI QUERIDA LETY: YA SALIÓ EL POST QUE ME PEDISTE ACERCA DEL INSTRUCTIVO PARA BEBER COCA COLA.

CON MUCHO CARIÑO!

indianguman dijo...

Nada como una carta así, llevando brisa de mar, agradecimiento y carinio. Creo que las palabras y pinceladas de la dulce Carla-Pepi nos representan a muchos que nos enriquecemos con leerte y te queremos tanto.

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog