domingo, enero 15, 2006

En el cuadro donde estuvieron la mujer y la niña, sólo queda un vacío

La escena anterior, el desahogo ha tenido lugar ante los ojos de la niña del cuadro, que participa de ella casi sin parpadear, tan afectada, que ya no puede contenerse.
Interrumpe el monólogo sin que ahora le aflija que Antonia la vea, ni las consecuencias de lo que hace, se asoma desde el cuadro y le grita:
Antonia, ¿no te das cuenta? Estás hablando por María y como María.
¡Cómo!
Se supone que la de la magia soy yo—.
Luego, casi apaga su voz y continúa:
Ay, quisiera ayudarte, pero no puedo, no sabría como, además, lo que tenga que ser será, ya es el tiempo…—
Antonia esta vez si la escucha, pero no responde, confundida como está, ante la voz de María; el grito de la niña; y ahora el silencio:
No entiendo nada. Tengo que pensar... ¡Todo es tan confuso...!—
Se dice y repite en voz alta
—¿Desde dónde me hablaste, María? ¿Dónde están todas ¿Qué pasa con ustedes, que pasa con nosotras? pero sobre todo ¿Quien soy yo, que me sucede? ¿Es que acaso estoy loca?—.
Incapaz de levantarse, se queda sentada a la mesa.
Su actitud es de total desamparo, parece disminuir incluso de estatura.
Se pierde en abstracción. En total recogimiento, reclina la frente sobre las manos y cierra los ojos…
La voz de la niña y el eco de la otra voz, redimensionan el instante, abren la puerta a una mujer que, se reconoce distinta.
Abre entonces los ojos, eleva el rostro y escudriña el entorno en busca de presencias. María no habló. Ninguna hay. Ninguna es real. No volverán. Graciela, Consuelo, Esther, Carmen, María y la misma Antonia se han esfumado.
Sólo ella es.
Se sabe viva.
Se percibe única. ¿Pero de que le sirve; Si no se reconoce?
Tiene la boca fruncida en un pequeño mohín indefinible. Su gesto inquiere. Una de sus manos está posada en el cuaderno que anida en su regazo, la otra, distraída, toca el dije en su cuello.
En ese instante el caracol de Murano cristal, estalla en luz.
Bajo la mesa; los pies desnudos.
Arriba en la pared; el cuadro.
Donde estuvieron la mujer y la niña nada hay.
Sólo queda un vacío.
CAPITULO VIII
EN BUSCA DE CARACOLES, CIMBRAR ARENA
Replegada hasta el último reducto de la espiral,
Me fortalecí cuando creí esconderme…
I
Fueron breves los segundos durante los cuales la mujer de blanco, la de los pies desnudos, ocultó el fulgor de los ojos bajo los párpados y reclinó la frente sobre sus manos. Ahora abre los ojos y eleva el rostro, con mirada desconcertada, para encontrarse nuevamente en el patio colonial.
El recital recién ha terminado. Sus compañeras todavía conversan con la Directora de la Galería. El público asistente se retira con desgano. Quedan pocas personas, entre ellas, seis mujeres.
Su presencia bastó para que concibiera en caleidoscópicas imágenes lo que ha quedado plasmado, como si hubiera surgido en un lapso muy distinto del real.
Algo que no vemos atrae la mirada de la mujer hacia el fondo del patio, allá donde se encuentra un pozo con brocal de cantera y cintura adornada con un antiguo trabajo de forja. Al costado del pozo un toronjal casi dobla sus ramas por el peso de los frutos maduros.
En la parte media de la copa, sentada sobre la rama más fuerte, apoyada la espalda sobre el tronco, balanceando suavemente los pies, leve y graciosa, hay una niña...

25 comentarios:

JOSE SANCHEZ ZOLLIKER dijo...

Espiritu Bello:
Me he quedado triste, pero triste en el misterio de Nezahualcoyotl:

" Estoy triste, me aflijo,
Yo, el señor Nezahualcóyotl.
Con flores y con cantos
Recuerdas a los príncipes,
A los que se fueron,
A Tezozomoctzin, a Quaquauhtzin.

En verdad viven,
Allá en donde de algún modo se existe.
¡Ojalá pudiera yo seguir a los príncipes,
llevarles nuestras flores! "

También, estoy intrigado. No sé si sea porque me intregré después del inicio, pero la niña, me deja intrigado. ¿Cual es su historia? ¿Murió de niña? ¿Alguna vez la sabremos?...

Gracias, espriritu bello por este texto que ha hecho alimentar sobretodo, mi imaginación. Un abrazo!

Lety dijo...

Querido José:
Faltan sólo dos post para concluir este relato, lo que sucede es que tuve mucha indecisión respecto hasta donde concluir el de hoy.
En el vacío del cuadro no me pareció adecuado porque pensé que parecería el fin, con la niña en la rama, me doy cuenta ahora que sucedió lo mismo.
Y tengo otro problema también, tengo dos finales posibles, uno donde la niña habla y otro que es el que en este momento tengo previsto.
¿alguna sugerencia amigo?
para eso estoy aquí, pero antes te digo que de verdad te he tomado un afecto enorme y real, no soy cibernética para nada,
que Dios te bendiga por todo lo que das. Y si yo también lamento que no te integraras desde el inicio, pero si quieres el texto lo puedes tener, nada más dime y te lo envío.
Ay perdón, gracias también por los versos de Netzahualcoyotl, hermosos y sabios también.

JOSE SANCHEZ ZOLLIKER dijo...

Estaré esperándolo con ansias!
Y me gustaría tu final, el propio, el que has elegido. El que te nació, el original... Igualmente, te he tomado mucho cariño a ti y a estas tertulias que haces. Asi que espero el final de este, que todo final es siempre un principio... un abrazo!

Lety dijo...

Querido José:
Te estoy leyendo en este momento en realidad novelada el tema de la candidatura del Dr. Simil, la pérdida de la candidatura de Patricia Mercado, ojalá todos los mexicanos lo leyéramos y ojalá pudieramos organizar una protesta válida y útil.
Estoy no sólo indignada, también sumamente preocupada por la posibilidad de que esta aberración se legitime. ¿Qué sería de nosotros entonces como país?
Tu sabes que nuestro pueblo es bueno, pero también manipulable y cuando se esgrimen como estandarte sus necesidades y se hace uso del dinero para publicitarse, un falso Mesías llega lejos. No quiero imaginar lo que haría desde la presidencia y todo el dinero invertido en callar o torcer la información de los medios.
Ay Dios hay que exorcizar ese desatino, para empezar, sería bueno leer los links que nos das en este post.

Hannah dijo...

Perdonad que irrumpa en este bello y rico diálogo. Pues bien, yo me quedé igual que José. Diría lo mismo, pero sería una redundancia inútil. También a mí me gustaría tener el texto completo, ya que aún me incorporémás tarde que él...

José, nuevamente tengo dificultades para comentar en tu blog, y, en ocasiones, incluso para que se me abra... Pero te leo todos los días con admiración, y aprovecho este rincon que me cede -seguro- mi hermana, para decírtelo.

Un abrazo muy cálido a amb@s dos.

Hannah

Lety dijo...

Mi querida Hannah:
¿Tienes Gmail? porque me gustaría enviártelo con las fotografías y para el correo normal resulta pesado.
En el perfil tienes mi correo y estaré feliz, felicísima de enviártelo.
Y claro que te cedo el espacio para decir lo que desees, esta casa es tuya y de José

Gracias por ser y estar para mí hermana

fgiucich dijo...

Ahora que todas han hablado (si me equivoco, por favor corríjame), entiendo que el final se acerca. Todas han planteado un común denominador: infancias desprotegidas, madrinas severas, padres ausentes, encadenadas en la ficción por la niña del cuadro que es, al mismo tiempo, la voz de la conciencia y de la magia.
Cuando conocí a Graciela (" me casé antes de saber que mi destino podía decidirlo yo", su rebelión ante la tiranía paterna, el crecimiento a lado del marido); a Consuelo (los golpes, las recriminaciones, la lista de quejas, el alejamiento de la madrina); a Esther (con su especial relación con sus hijos, el internado, privilegiar el trabajo antes que la crianza del hijo mayor, su rol de madre, la relación con Sebastián y Carlo); a Cármen (la mayor de cinco hermanos, la falta de estudios, ese ocupar el lugar de la madre, invadiendo espacios que no le corresponden, su ruptura, el resentimiento y, nuevamente, la búsqueda del amor maternal); a María (la observación del cuadro, el bastón, sus culpas de no ser la buena amiga que quiere ser, su aspecto físico, su cuerpo: víctima y verdugo) y por fín Antonia (la deslealtad comercial que intenta tapar su propia incapacidad, su soledad, la búsqueda de las amigas). Aquí me planto querida amiga, esperando la pincelada final. Abrazos.

Lety dijo...

Querido don Fernando:
No es que se equivoque; no logré ser clara y eso es terrible para mi texto, esto es crucial, porque no son todas, aquí pretendí decirlo, es UNA SOLA incluída la niña, que no es ficción sino medio.

También mala la suma que dejaron en su ánimo, tan mala, que no creo que la pincelada final logre cambiarla, pero me alegro de que siga firme para leerla.
En mi descargo le diré que siento que este es un texto para leerse de un tirón, y que fue y sigue siendo un acto casi suicida dividirlo, pero que al igual que mis mujeres no niego sus consecuencias, las asumo.
Le dejo mi cariño y un beso en la frente

el blog de pepi dijo...

Mi queria Lety, me pasa que me perdí en la historia, como ya te he dicho me gustaria leer todo de una vez para poder tener la visión total. A Graciela no la conocí creo que me uní tarde a la travesía.
A ver si en las vacaciones imprimo todos los relatos para leerlos con calma frente al mar.
Un beso y un abrazo te dejo.

Laura dijo...

ahy Lety!
Desde la distancia seguis conmoviendome.
Besos

Lety dijo...

Queridísima Pepi:
Pues no faltaba más, yo estaré feliz, si me llevas contigo al mar, ¿tienes gmail? así te llega con fotografías, o prefieres una versión ligera, sin ellas.
Estaré pendiente de tu respuesta, mi mail está aquí mismo en el perfil si quieres enviarme tu correo
Mil besos

--------------

Laura queridísima:
Me conmueve en verdad y me llena de gratitud que me leas desde allá donde andas.
Que Dios bendiga cada uno de tus pasos

noemi dijo...

Me ha gustado mucho el estilo melancólico de ésta sección.


Lety:

Te dejé una tareíta en mi blog, si quieres la haces, si no, no hay problemas, de todos modos te kero.

Lety dijo...

Querida Noemí:

Voy para allá a ver mi tareíta, con buena disposición de ánimo, espero que esté a mi alcance hacerla, ya te diré.
Con cariño y gratitud para tus palabras, además de mi abrazo cariñoso

Lo-que-serA dijo...

Yo aquí vengo de mirona y los mirones son de palo. Te dejo un beso, mi Lety.
Ps. No lo expliques. Escríbelo ;)

Lety dijo...

Usted nunca debe ser de palo Doña Maria Luisa, y ya sabes que esta Lety a veces necesita que le expliquen hasta lo que es malicia ¿te acuerdas?
Escríbeme y dame un tip no seas malita, o mejor aún dame tu teléfono y una hora en que estés más tranquilita y te llamo ¿sale? Besos de la niña

Gabriela dijo...

Letyyyyyy: ¡saco la cabeza de un mar de exámenes para pedirte mi texto completo también!
Me gustaría leerlo de cabo a rabo. Así tendría una visión más real y más pausada, pero con mis propias pausas. Un besote desde el fondo de la pirámide de exámenes por corregir!

Olie dijo...

Lety querida:

Voy a esperar con paciencia los dos post que faltan...

No opinaré hasta entonces: de hecho, me quedé mirando para adentro. Me instalé a buscar pensamientos de infancia. Me dormí esperando a la niña que hay en mí...

Un abrazo:

Olie

Lety dijo...

Mi querida Gabriela:
Deinmediato me fui a GMail para enviarte el archivo completo. Espero que lo hayas recibido.
Yo imagino el mar de trabajo que representa calificar exámenes siendo la maestra que eres, así que sabes que agradezco infinitamente el tiempo que robas a tus quehaceres para estar conmigo.
Que Dios te bendiga por darme esa alegría y por releer a tu ritmo estos textos. Recibe muchos besos

---------------

Olie querida:
Mil gracias por esperar al final para decirme algo, debo decirte que también tengo algo escrito de la niña, pero no fue el final elegido. He estado en una indecisión muy grande al respecto. Cuando concluya, me dará mucho gusto enviarte los textos si así lo deseas, mientras tanto, te hago llegar mi abrazo fraterno y agradecido.

noemi dijo...

Lety: No tienes que hacer nada, todo eso es solo un juego!!

Besitossssss :)

Lety dijo...

Hola querida Noemí, no creas que sea agria o ácida, pero no tengo esa increible chispa que tú posees para eso, pero trataré de verdad.
Besitos para tí

Veronica dijo...

te sigo Lety

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Porque al final todas que soportan una carga propia, unos problemas que se han separado ahora tienen que entender que no es tan facil, hay que hacerlo "de una sola vez", así es esto "una sola vez". Aunque un viaje de estos que empieza cuando son varios y termina cuando todos comienzan a ser el mismo, que hacemos, uno esta solo y a veces los yos no tienen tampoco una solución.

ah que cosas

Un abrazo

Lety dijo...

Hola Verónica hermosa, buscaba tu comentario en el siguiente post y no lo encontré. Gracias por continuar, estaré pendiente de tus palabras.
Un beso grande y cariñoso

---------------

Mi querido amigo Silencio, no se que duela más ser uno o varios, tu también sabes de esto, por eso me reconocí en tí desde el inicio de nuestra amistad.
Así que tus consejos son bien recibidos.
Abrazos

Mary Carmen San Vicente dijo...

Lety, he llegado hasta aquí conmovida y quiero felicitarte con el corazón por todo lo que no solamente has logrado en mí como lectora, si no en los demás pues así como vengo a leerte a ti, es de rutina leer los comentarios de los demás, como sentarse a comer y esperar a que todos tengan su plato lleno para comenzar.

Viene el final (que ya llegó pero yo voy aquí) y me siento ansiosa. Lety, te contaré que recién comencé a leerte comencé a guardar todos tus posts en un archivo en word, así como los ibas presentando. Después ya no hubo tal necesidad porque me hilé perfectamente a la historia de estas mujeres y muchas veces pienso que así como me he sentido parte de ellas, al mismo tiempo ellas, que vienen de tu bendita pluma, también son tú en distintas etapas de tu vida. Perdón, creo que ya estoy "cantinfleando" pero espero me entiendas.

Lety, ahora veo el fin llegar y no sé qué vendrá después, lo único que tengo seguro es que todas ellas son parte de mí, hasta Esther que ya ves que tenía sus bajas jaja

Se cierra un libro Lety, pero cada capítulo se queda escrito en el corazón de quienes hemos tenido la fortuna de conocerte.

Te quiero mucho.

Lety dijo...

Querida MariCarmen:
Tú sabes bien lo que significan tus palabras para mí, se que no tengo que decírtelo.
Esta travesía ha sido algo bello, un recuerdo para atesorarlo, porque la hice acompañada de tí y de todos ustedes. Mi vida transformada en transparentes gotas que he ido depositando entre sus manos y sintiendo en el corazón, el cariño con el que eran recogidas.
Voy a extrañar estos momentos,pero los círculos se cierran, creo que destinaré este espacio de manera permanente para esta novela. Voy a hacer un post para pedirles que inviten a sus amigos a leerla. Ahora intentaré subir cada post con mi voz, eso me hace mucha ilusión.
Y a tí te invito a continuar conmigo en quiero decir y que la voz responda el link está aquí mismo.
¿Querrás volar conmigo para allá?
Todavía encontrarás aquí por unas semanas cartas, a las que me sentiría feliz si me permitieras sumar una tuya.
Besos por montones

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog