martes, junio 27, 2006

Ignacio-Javier Javier-Ignacio XV

Por la desaparición de tu Papá, hemos recibido múltiples muestras de cariño y amistad. También ha sido el momento para acercarme a ti y al clan del Aranjuez. Antes prefería mantenerme un poco retirada, tengo mis razones no creas, pero no es el momento de enumerarlas. Debo confesarte que cuando estaba tu papá, no te sentía tan próximo, tal vez porque iba poco, no como lo hago ahora, además este hecho de dirigirme a ti, ha creado entre nosotros, aunque tú no lo conozcas, un lazo profundo que habrá de perdurar, muy independiente del lazo de sangre que nos une.

Hay días que tengo el alma llena de suspiros, se me escapan sin sentir. Tengo fe y sin embargo, no logro aceptar lo irremediable de su ausencia, el nunca más volver a verlo.

Tu papá murió por la noche, entre el doce y el trece de octubre, no se pudo precisar la hora con exactitud. Aún no cumple un mes y hoy es 1º de noviembre y en Oaxaca como en todo México celebramos día de muertos y ya sabes, jugamos con la idea de la muerte, festejamos el retorno de quienes nos han dejado, ponemos en un altar, junto con los Santos a quienes tiene devoción la familia, ofrendas de veladoras para el cielo y los alimentos que fueron los preferidos de nuestro ser querido, entre ellos no le faltará una cajetilla de cigarros faritos, y un copita de mezcal, aunque estos últimos no sean alimentos, tu papá no podría concebir una buena comida sin coronarla con un buen mezcal, porque ya lo dice el dicho, para todo mal, mezcal y para todo bien, también.

Así que con mayor razón hemos de poner este año un altar y jugaremos a que los espíritus regresan. Los niños de la casa, se paran de puntillas y pellizcan o escamotean los alimentos del altar y así podemos pensar que nuestro muerto regresó a comerlo, tú ayudarás con los antojitos que se preparen para tú papá y nosotros gozaremos por tu fechoría. A eso se debe el tono festivo en que intento escribirte, pero hoy no me sale bien el tonito.

*****

Te decía páginas atrás que tu papá abandonó el cargo de Secretario Particular en la Secretaría de Obras Públicas para pasarse una temporada en Puerto Angel y en la Finca.

Ay esa es una historia terrible, que voy a tener que diferir, para poder entrar en materia desde la puerta del Hotel del Parque.

Debo decirte ¡ay que necesidad de hacer confesiones! que yo trataba por todos los medios de mantener mi vida separada de la de mis hermanos y mi mamá. ¡Sucedían tantas cosas en el Hotel del Parque! Aquí podría introducir nuevamente a la Georgia Mungaray, quien acuñó el término de “la casa solariega de los Ricardez Carrión” para referirse al pequeño hotel que manejaba mi mamá.
****
Les ruego que disculpen que suba este post y no cumpla con mis visitas por tres o cuatro días, estaré fuera de la casa y sin acceso a Intertet, pero en cuanto regrese me daré el gusto de leerles y comentarles, no sólo aquí, también en sus casas.

12 comentarios:

noemi dijo...

Disfruta tus días libres. Y sigue inspirándote para contar éstas historias tan bien dichas.

abril dijo...

No hay mayor regalo que el que nos sigas narrando esta historia, siempre se agradece tus visitas pero lo importante es que disfrutes y nos hayas dejado un nuevo post para que nosotros disfrutemos en tu ausencia.
Mil besos.

el blog de pepi dijo...

Pues he encontrado otra cosa en común mi querida amiga, "Los Carrión", que son parte de la familia de mi abuela paterna, si bien no son los mismos :) pero otra casualidad más al fin y al cabo.
Un beso grande y espero tenerte de vuelta pronto.

fgiucich dijo...

Me quedo con la intriga de lo que pasarìa en el Hotel del Parque. Tardarà mucho en revelar los secretos? Por favor no demore, que uñas nos quedan pocas. Abrazos.

JOSE SANCHEZ ZOLLIKER dijo...

Espiritu Bello: Qué buen texto te has estado cocinando! No sé si ya lo tenías escrito, pero va fluyendo en el blog tan natural, que nos tienes encantados a todos tus lectores. Recibe un abrazo cariñoso y estremos esperando tus próximas publicaciones. Saludos!

bohemiamar dijo...

Las palabras que vertiste en mi blog, son dignas de apreciarlas toda la vida. Muchas gracias.
Y este escrito que nos dejas a medias, no sé si tendrá que ver con que una ausencia reconcilia a otras personas.
Espèro que nos termines de contarla.
Por lo pronto recibe mi afecto y admiración.

bohemiamar.

Hada Morena dijo...

Lety!

Yo estube unos días fuera donde renove fuerzas, ánimos, despeje la mente y todas las cosas buenas que brindan unos días para mimarse uno misma y que la mimen claro está. Espero estos días de descansos sean reconfortantes...

Aquí estaremos esperando la continuación de las aventuras de tu hermanazo Nacho!

Besos y un cálido abrazo desde el Caribe, Puerto Rico ...

ARACELI G.P. dijo...

Vaya Lety he venido uno a uno de los post que tenía atrasados y he quedado maravillada de tu narración y de todos las aventuras que hizo de su vida tu hermano, muy lindo todo de verdad, de corazón te lo digo y vendré por acá para venir a descubrir todo lo que falta de la historia.
Que lo pases bien en estos días que andarás ausente.
¡Aquí te esperamos!

Dilaca dijo...

Habré de aventar mi egoísmo para permitirme la idea de que mereces el placer del descanso.
Guardaré celosamente tu regreso y la presencia de tus textos.
Que disfrutes.

Lilian dijo...

Lety: que disfrutes de tus días de descanso, que la pases re-bien!!
Besos desde Buenos Aires

opphelia dijo...

Disfruta, descans y vuelve! estaré esperando las historias del hotel del parque y sobre todo te espero ati amiga!!
recibe un abrazo apretadote =)

almaenamorada dijo...

Aqui estoy amiga!
al pendiente de tus anecdotas..
=)

Disfruta muchisimo tus vacaciones!

Abrazos y saluditos!

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog