domingo, octubre 22, 2006

Peggy Bonilla, la geografía nos separa, el afecto nos une

Mi querida Lety

Presente te llevo en el pensamiento, no solo por los lamentables acontecimientos en Oaxaca, -y mira la bochornosa incompetencia de nuestros gobiernos- tambien porque tenia pendiente esta cartita...
Aayy amiga mia, en estos casos no puedo ser ni objetiva ni desprender el aspecto humano del literario, del que ni tengo autoridad ni me apetece tocarlo...
Y más ahora que he visto a Javier, en la foto, con su sonrisa confiada ante la vida. La familia es importante, aunque la mayoria de las veces no tenemos la capacidad de cambiar algunas cosas que nos parecen inadecuadas...Creo que estás en lo correcto al escribir sobre su padre, merece saber, conocerlo, para entenderlo sin juzgar. Que bonito regalo le das!
Además como puede quererse lo desconocido? en el ideal. Nacho era un ser humano, que sigue viviente para enseñar su realidad; asi se le debe amar, donde esté... fue victima de este mundo...sin señalamientos a nadie...
Las circunstancias no le fueron favorables a su fortaleza, y me parece verlo, gracias a tu escritura, en las correrias que tuvo. En tal o cual evento.
"Sabes la ultima de Javier"? De haberlo conocido en persona me hubiera caido bien...
Pero, tengo que decirlo, este es otro desacierto del Estado ( me refiero a quienes nos gobiernan); no podemos cerrar los ojos ante la falta de quehacer político y de sensibilidad social...es que no solo es Nacho y la tragedia de Javier, de haberse quedado sin padre; es más intrincado el problema que nos lacera a todas las familias...
Tu escrito valiente es un punto neuralgico de nuestra sociedad. Y ve como tratan de solucionarlo: en Baja California ya se habla de legalizar la droga, de santificarla...
Como si hacer permisivo el tabaco, el licor, hubiera ayudado de algo. Sigue incrementandose la violencia intrafamiliar a causa del alcohol. Y las muertes por el consumo de cigarro, igual es sorprendente la estadistica que va en aumento.
Creo que mi comentario a tu anecdotario sobre Javier y Nacho, tan interesante, esta inconcluso y corto. Es una historia inacabada la de tu sobrino. Victima del dolor que le deja la ausencia de su padre...
Me dejas muy sensible ante tu narrativa, mueves corazones; tengo dos hijos en formación. !Que dios los guarde del mundo! y a nosotros tambien...
Me dejas sensible, muy sensible porque aunado a lo que te sucedió con los equivocos de la Medicina, te muestras generosa, tal cual eres. Como no responder de la misma manera. Con honestidad.

Te quiero. Peggy
****
Soy poco afecta al messenger, jejeje, ya se habrán dado cuenta. Sin embargo, confieso; me confieso. Con Peggy he sostenido las más largas conversaciones de mi vida. Ella ha tenido paciencia con mis fobias y regalado su tiempo en medio de mis penas.
Las confidencias vertidas, nos hicieron conscientes de nuestras coincidencias y el afecto creció en consecuencia. Te quiero Peggy y una vez más les digo que amo el Internet y no tengo manera de agradecer los amigos que me ha dado.

7 comentarios:

blueberrie dijo...

El mundo es un pañuelo, trillada frase, me encuentro esta carta de Peggy! Un cariño enorme para ambas, desde este verano adelantado en Montevideo.

nika dijo...

mi querida Lety, que bello ver cómo siguen lloviendo cartas tan hermosas, es una prubea tangible de que conmueves con tu escritura y sabes llegar al corazón, tienes un don y sabes utilizarlo de la mejor manera: regalándonos con el privilegio de leerte.

me encantó ver la foto de Javier Ignacio.

recibe mi más caluroso abrazo, reina.

Laura dijo...

sigue el aluvión de cartas llenas de afecto y cariño. Buena cosecha tienen tus palabras y tu calidez.
Muchos besos

ka! dijo...

...y es precisamente Na´Leticia...la forma en que transmitirás la vida de javier a Su Legado la mejor herencia...

Saludos Señora.

indianguman dijo...

Siendo parte de esta reunión entre amigos...
y encontrando razón y dulzura en las palabras de Peggy

un abrazo, hermana!

Demangeon dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

AGUAS CON ESA MUJER; ES PELIGROSA

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog