miércoles, mayo 02, 2007

XV.- Eran los días difíciles, los del segundo diagnóstico, Raquel Olvera vino para hacerme sentir querida
















Eran los días difíciles, los del segundo diagnóstico y Raquel Olvera vino para hacerme sentir querida. Con el timbre del teléfono me despertó de un mal sueño: Mi marido me engañaba. Lo vi dentro de un hotelucho que en mi sueño frecuentaba. Las mujeres que vi lastimaron mi dignidad y provocaron mi enojo. Tanto que desperté iracunda.

Las imágenes bailaban en mi cabeza. Me parecieron tan reales que no evité responderle áspera, cuando me preguntó quien llamaba:

—Es Raquel hay que abrirle la puerta porque está a dos cuadras, viene en un taxi—.

A continuación sin que una cosa tuviera relación con la otra, le lancé al rostro: —Te soñé horrible, estabas en un hotel de mala muerte, donde acostumbras reunirte con mujerzuelas, no me hables, estoy furiosa—.

Mi gordo no contestó, movió la cabeza divertido, y se limitó a levantarse para abrir la puerta, en cuanto viera detenerse el taxi en el que Raquel llegaba.

No es que este tipo de explosión resulte común en mí. Tiene que haberse sorprendido aunque no me lo demostrara, así que agradecí su habitual silencio. Tuve tiempo de llegar al baño. Necesitaba echar fuera el sabor desagradable, lavarme la cara, alisar mi pelo y mirarme al espejo.
Mi cara tenía que estar serena para cuando Raquel entrara, pero no iba a ser posible. El mal sueño dejó su huella y me miré desencajada.

La voz cantarina de Raquel, me sorprendió tratando de corregir el estropicio. Pude responder alegre, con el vocativo cariñoso que desde hace tiempo le dedico, aunque si fuera por la edad la que debiera recibirlo soy yo:

—Ya voy mamita, regálame un ratito. Me estoy poniendo bonita—.

Nada de lo que hice sirvió. Así que me dije: —Estar bonita es estar bien peinada —todavía no perdía mis trenzas— y con la boca oliendo a fresco. Me desprendí del espejo y me lancé a sus brazos amorosos. Eso bastó para el sueño quedara olvidado. Eso creí, porque así pareció, quedar oculto o sepultado por el resto del día.

Fuimos de una actividad a otra, conversamos, reímos y lloramos. Le había dicho que me sentía bien, pero aún así, ella llegó para verme. Sólo entonces pudo creer que yo estaba tranquila, a pesar alojar en el cuello al señor Linfoma NO Hodking.

22 comentarios:

Maclovia dijo...

Hola Lety, que maravilla son las amigas, nos hacen el día, creo que es un cariño tan sincero el que puede existir que nos maravilla, cuando todo lo vemos mal, ellas nos hacen sentir mejor:)
Te mando un abrazo.

fgiucich dijo...

Una visita que resultó mejor que cualquier tratamiento. Estaba por enviarte un mail, extrañado por tu silencio. Espero que te encuentres bien. Abrazos.

pancha dijo...

A veces también me ha pasado que despierto con la pesadilla de que el Dosko esta con otras mujeres y no puede ser más desagradable... pero gracias a Dios es solo un suenho... besos

Umma1 dijo...

Jajajaja... Pobres maridos...
Hasta recriminarles los pecados de los sueños.
Me hiciste reir, Lety.
Buena cosa la amistad, ¿no?

abrazos

opphelia dijo...

Lety! Ya te extrañaba!


Saludos!

princess olie dijo...

Las amigas son hermanas del alma...

Cuídate mucho. Cuídalas a ellas.

Abrazos desde Chile:

olie

Pao dijo...

Lety:
Solo paso a saludarte y dejarte un abrazo para celebrar la vida, que de tanto en cuanto se merece que la celebremos...

Celeste dijo...

Querida amiga, con los sueños pasa a veces, como con la vida: nos confunden las primeras impresiones.

Por eso, las personas de luz, tenemos que estar atentas a qué siente nuestro corazón y para qué siente...

Llevamos en el alma la sabiduría ancestral de toda la tierra. Escuchar-nos, es de vital importancia. Nuestra alma tiene palabras en forma de gestos: visitas, llamadas, escritos, sensaciones, sentimientos...
llegó el tiempo de poner orden en el armario del corazón!
lo estás haciendo genial!!!!!!!!!!

Bendita seas!

Marce Mercado dijo...

Preciosa, eres preciosa, no sólo de alma ni de escritos, ni de presencia virtual... eres preciosa de rostros también...

Lety, continuamente tengo el sueño del tipo: mi-marido-me-engaña-y-me-desprecia...
Cuando leía tu relato me veía levantarme, con el rostro desencajado y el alma llena de dolor y de odio , en contra de él...
Tú,sabes, mi amiga sabia, por qué tenemos estos sueños ?????

Besos, abrazos y luz para ti, desde Chile...

Marce

Lilian dijo...

uy que feo sueño, yo si me casara no quisiera soñar algo así. Pero menos mal que son sueños, porque a veces soñamos cosas tan desagradables que es un alivio despertar y decir "menos mal que era solo un sueño"
Se te quiere mucho por estos lados, cuídate y gracias por estar ahí.
Besos

Ana R dijo...

Lo mejor es como voltea la amistad , una visita esperada y una cálida tertulia un mal sueño.Y eso es lo que mejor conservara la memoria.Ese día que fué un momento irrepetible y entrañable.

Un abrazo

Laura dijo...

Hay presencias que curan, que sanan y permiten que uno vuele fuera de los pesares. Raquel ha sido y es de esas presencias.
Abrazos y muchos besos.

Isabel Romana dijo...

Los sueños producen a veces mucho desasosiego. No es difícil que te lo produjera a tí, que estabas pasando por una situación tan difícil. Besos, querida amiga.

Miguel dijo...

Vaya...

ka! dijo...

Señora Na´Leticia:

De Raquel alguna vez leí "El amor es un nahual..." y aprendí que el amor no es "jamázmente igual"....así pues señora bonita...el amor que cada uno de los q te queremos es como los dedos de la mano...

Este tu sobrino el mal portado, te recuerda que aquí estaremos...que cuando regrese a nuestra tierra pasaré a verte y que tenemos una asesoría pendiente...

Besos desde el exilio.

Eugenia Cristina dijo...

Querida Lety:

A mí me pasó hace años, la primera vez que uno de los viajes de trabajo de mi marido, incluyó uno de los países alrededor del Báltico; antes, nunca le había tocado un país con ese tipo de fama, por la publicidad, al menos. Y tuve esa pesadilla cuando andaba en su viaje. Fue muy vívido como lo buscaba con deseperación, de noche, en un lugar con cielo abierto, por senderos pavimentados con losas de veredas, entre construcciones con paredes exteriores recubiertas de maderas barnizadas de color café obscuro y escalones en ascenso que tenían sólo la parte horizontal, es decir como tablones recubiertos, dejando hueca la parte vertical de cada peldaño, para entrar a cada construcción; cuando me fui tranquilizando ya despierta, pude darme cuenta que se parecían mucho a los espacios interiores del aeropuerto de acá, como era entonces. Casi nunca tengo pesadillas de ningún tipo; y mi marido sí, tiene frecuentemente pesadillas conmigo, de diferentes tipos; sólo esta mañana me dijo que había soñado y se había desesperado porque en su sueño, íbamos a viajar, el avión partía a las siete de la tarde y a las tres, yo todavía no tenía lista la maleta. Y continuó con una serie de detalles; uno fue que debíamos ir al aeropuerto, en vez de un auto o un furgón de "transfer", en una moto que no funcionaba.

Un cariñoso abrazo.

tyare dijo...

Hola Lety!! Que bella tu amiga que viajo para aacompañarte!! Los sueños malos a olvidarlos rapidamente!! besos! ( Me a costado un mundo entrar aca llevo como una semana intentandolo, espero que ahora me resulte)

Anónimo dijo...

Querida y valiente mujer, señora admirable, hay que ver las cosas tan fuertes que te han tocado vivir, lo bello, lo verdaderamente bello es saberte áquí, entre nosotros, entera. Has sido además una buena madre. Hoy vengo a desearte que el día de mañana, 10 de mayo, celebres feliz y armoniosamente el día de la madre. Que te sobren las sorpresas y los gestos de cariño, que el sol brille en tu ventana con una sonrisa, que las plantas, los animalitos, los ruidos, la gente, las nubes, el cielo, la brisa, todo entre cielo y tierra te salude, y sobre todo, que te sientas bien de salud, mujer.
Un abrazo desde el sur, al sur de tu sur.
Anna
P.D. Con respecto a tu sueño, ahora mismo me está sucediendo y no es un sueño. es más bien una horrible pesadilla, ja, ja.

http://angelesentrenos.spaces.live.com/

Miguel dijo...

Lety... qué calladita. A ver si nos cuentas un poquito cómo estás.

Un abrazo muy fuerte

Erika Contreras dijo...

Me ha pasado de soñar un mal sueño y despertar enojada con la persona aludida.
Me alegro que tengAs amigas de confianza.
un abrazo
erika

ARACELI G.P. dijo...

Vine hasta aquí para dejarle un enorme abrazo de felicitación por el día de las madres.
Que siga ud. disfrutando la vida, con esa sonrisota tan amplia que llena todo.

Con mucho cariño de mi parte.

Dra. Kleine dijo...

aY MALVADISIMAS LAS DOS!! LAS DOS!!

Porque no me llevaste en la maleta Raquel, pilla!

Porqué no me avisaste que andaban las dos juntitas, Lety, pilla!

Y a mí?? que me coma un cocodrílo!
Avisen pa echarles una llamadita!

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog