domingo, mayo 27, 2007

XVIII.- A esa tarde de plenitud siguió una noticia fantástica





























A esa tarde de plenitud siguió una noticia fantástica.

Este martes me avisaron que debía recoger personalmente los últimos resultados de laboratorio. El médico responsable salió para entregarlos en propia mano y decirme: —En mi opinión el oncólogo debió esperar por estos resultados y no basarse únicamente en la biopsia, para establecer con certeza el diagnóstico de Linfoma. Es urgente que le suspendan la quimioterapia, porque usted no tiene cáncer señora—.

El resto de la tarde lo pasé con el médico del IMSS, y también con el médico particular, fui de uno al otro y ambos confirmaron la buena nueva. No más quimios, no más Don Linfoma, no más nada.

También me sentí en la obligación de llamar a las pocas personas a quienes de manera personal les había comunicado mis malas nuevas, me sentía avergonzada, como si la culpable de tanto error fuera yo. También me sentía desagradecida con Dios, porque no podía estallar mi alegría.

Las horas volaron entre llamada y llamada. Al siguiente día viajaba a Puebla para leer en la presentación que organizó Raquel para la obra de Marina Sábato. Me acompañaban mi marido, nuestro benjamín y cuatro amigas que compartieron gastos con nosotros para ayudarnos y también para conocer a la virgen de Chignahuapan.

Su alegría y la de Raquel y Marina, hizo al fin germinar, la semilla de la paz en mi sacudido corazón.

Ellos me contagiaron, porque había estado sin piso, mareada, como vacía. Ay Dios, en realidad estaba esperando que alguien me dijera que había un nuevo error, que todo tenía que seguir su curso. Me había enamorado de esa forma de muerte, un cáncer no doloroso, con una expectativa de algunos años de vida, de la paz que me inundaba a pesar de la certeza de muerte, de la gratitud por el amor recibido, pero todo esto sería motivo de otro texto, es demasiado para pretender encajonarlo en este párrafo.

Arrodillarme ante los pies de la Virgen en Chignahuapan en ese viaje, desató la avalancha de mis lágrimas, ahí sí, solté toda mi pena, la dejé a sus pies agradecida. Había planeado ir a verla, para pedir fuerzas cuando en verdad me sintiera enferma, cuando llegaran los días malos.

Pero esos días no llegarán, al menos por esta vez, así que mi visita fue de gratitud pura.

Fue al regreso de Puebla que mi pelo se cayó a manojos. No llegué a regalar mis trenzas y además tuve que raparme. Aún así, la pérdida del pelo es un precio barato, porque ya no recibiré otra sesión de quimio.

Estos falsos diagnósticos y el vandalismo en mi ciudad, los libero para que no me pesen como otro recuerdo que por retenerlo, lastra.

******

Tal vez te lo he dicho antes, pero prefiero repetirlo que callar, si abres la fotografía de la Virgen, podrás admirarla en toda su belleza y colosal figura, comparada no con el señor que aparece en primer plano, sino con quienes difícilmente se perciben bajo sus pies. ¿Los ves? Están ahí diminutos, a un lado del Tabernáculo, sólo así es posible captarla en toda su dimensión.

Ver por primera vez a La Inmaculada es amarla para toda la vida, eso como muchas otras cosas, me lo enseñó Raquel y me gusta compartirlo contigo.

18 comentarios:

Pablo dijo...

Qué belleza, qué sensación de plenitud, qué felicidad esto que leo, este trozo de tu vida que has escrito, Lety !

Miguel dijo...

Oleee... oleee. oleee...

Un abrazo muuuy fuerte

Enigma dijo...

... hay ocasiones en que esperamos algo "unico" para entender un milagro, la vida misma es un milagro, levanto mi copa por usted ilustrisima y saberle bien.

Saludos

El Enigma
Nox atra acva circumvolat umbra

fgiucich dijo...

Cuánta alegria es poder leer estos episodios como un cuento muy lejano, que nos tuvo a todos tus amigos al borde del delirio. Abrazos.

opphelia dijo...

Lety, de mis ojos también salieron lágrimas de alegría y de gozo y felicidad puras, lástima que no puedo estar ahi para abrazarte con toda mi alma, pero ya sabes, te lo mando desde aqui hasta allá y sin devíos. He ido varias veces a Puebla y siempre visité a la virgen, es hermosa hermosa ...

te quiero

Laura dijo...

Recuerdo el compartir juntas, a la distancia, ese momento de tanta felicidad. Realmente, pese a todo, una bendición.
Espero me visites pronto, extraño tus comentarios
Cariños

Maclovia dijo...

Gracias por compartir denuevo ese momento que imagino debe ser de los más felices, espero que tus trenzas ya estén ahí o por lo menos cerca de estarlo, al igual que tu ciudad. Gracias también por la preciosa imagen de la Virgen.
Un abrazo grandote.

Michelle מישל dijo...

que bellas lágrimas dejaron partir esta experiencia querida amiga...y que la virgen acogiera por fin tu libertad, la libertad de una pesadilla, que nos ha dejado el corazón latiendo a mil¡¡¡mil abrazos para ti

manuel dijo...

La actitud nos ayuda, ánimo que todo es una sonrisa y ganas

Saludos

princess olie dijo...

Dejo abrazos
dejo besos
dejo luz
dejo amistad...

Todos dejamos estas bellas cosas
en tu blog...
¿Sabes por qué?

LAS MERECES,
VALIENTE AMIGA.

olie

ka! dijo...

Señora Na´Leticia:

"Fuerte es que eres no Na´bonita?"

...resistente al paso de la enfermedad...de los años, de los días y de los caminos...oaxaqueña tenías que ser...

....gracias a Dios la vida y Dios me permitió conocerte y unirme a tu familia como tu sobrino el mal portado..

te dejo mi cariño.

pd: tenemos una plática pendiente.

Marcylor dijo...

lety, le he dejado un juego en mi blossssg.
un abrazo
si no fuera un error, sería un milagro. y si es un milagro y no un mero error? Uf,

moderato_josef dijo...

Un placer leer este pequeño compendio cargado de felicidad. Felicitaciones y un saludo!!!

Nika dijo...

bella, paso a dejarte un beso desde Lima y alegrarme con tus alegrías.

abrazo enorme,

^_^

Marce Mercado dijo...

Viva, Viva, Viva
...
Felicidades, estrellas y soles para ti, preciosa...
Larga vida a la Reina
...
Me sumo a las Gracias a Diosito Amor
...

Marce

Conciencia Personal dijo...

Lety aquí estoy, inundada de felicidad por un final feliz.

Un abrazo fortalecido amiga.

Besos, Monique.

mujer de lluvia dijo...

Miles de abrazos desde esta ventana cibernética y el deseo de infinitas sonrisas para tu corazón...

judith ghashghaei dijo...

El universo te necesita vivita y celebrando. Abrazos!

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog