viernes, mayo 11, 2007

XVI.- La que soñó fue Graciela que es lo mismo que yo, o más bien nosotras















Asumo el sueño que te conté, como surgido de Graciela, la esposa que me habita.

Ya sabes que mi Graciela la de EntreCaracoles, quiso seguir amando y eso lo complicaba la disparidad entre su temperamento y el de su marido, lo que es lo mismo que decir el del mío. Mientras soy un volcán, el es un hombre calmo. Mi cintura pequeña, mis pechos, mis caderas reclamaban una atención mayor de la que él por su naturaleza podía darme. Lo entendí a tiempo, y también que mientras mi apariencia fuera así de sensual —mira que presumida— no me sería posible apaciguarme. Entonces sin pensarlo. Sin proponérmelo. Desde el subconsciente, una fuerza interior fue trabajando.

Modeló, o más bien deformó mi exterior, lo hizo enorme. Ahora soy un roble o acaso un Ahuehuete, pariente o algo así del gran árbol del Tule —ese gigante que crece aquí en el cercano poblado del mismo nombre— y me alegro de serlo porque esa fuerza no era mala, sólo me regaló un ancla. Aunque el fin no justifique los medios, puedo entenderlo.

He vivido creyendo en un hombre que me es fiel, a pesar de que vivimos una vida casi de hermanos, mucho tiempo antes de que yo la deseara. El sueño vino a espetarme en la cara: ¿Y si todo fue mentira? ¿Y si él ha calmado sus hambres sin mí? ¿Dónde me coloca eso?

Estoy ahora en el terreno de la confrontación conmigo misma, con mis verdades y mentiras escondidas. En un momento a solas, ese mismo día, retomé el sueño para diseccionarlo. Lo hice real, me metí en su verdad, la afronté y la vencí.

Aún si fuera así, no habría amargura, es más ni siquiera podría creerlo. El amor está ahí. Se que amarlo valió y sigue valiendo por cualquier sacrificio. Esas noches en que el abrazo fue ausencia, quedaron compensadas con multitud de pequeños detalles amorosos. Ese sueño no es nuestra realidad. Lo grito a los cuatro vientos y me gozo en ello.

La otra noche. Una de las primeras en que supe del cáncer, le di la espalda a sabiendas de que no dormiría y conociendo por su sola postura que también a él, el sueño se le negaba. Con mi actitud lo estaba dejando fuera de mi vida o mejor dicho de mi no vida y eso no era justo. No pude soportarlo y me volví hacia él:

—Gordito, no quiero que te preocupes, mi ánimo no flaquea y esto no va a suceder todos los días, pero hoy necesito llorar y que me abraces—.

Me acercó a su pecho y lloramos juntos en silencio. Unos minutos bastaron. Con el alma confortada, al poco tiempo nos quedamos dormidos. Hoy se, porque alguien que lo vió me lo ha contado, que él se mantenía sereno frente a mí, pero lloraba ante el altar del Señor del Rayo en Catedral, todos los días.

Sentirlo junto a mí. Acomodar su pelo húmedo en la frente. El toque de su pie diciendo que está cerca. El roce de su cuerpo que se acomoda al mío. Acariciar su espalda... Verlo cuando duerme... Todo eso es el amor ¿ Hay quien lo dude ?


*********
Ya sabes que antes para poder contarte, fue necesario desdoblarme, hoy asumo la voz de todas las que antes fui y digo, aunque esto del desnudarse en las palabras tiene su grado de dificultad, y dicen que para muestra basta un botón, así que mira:

Desde que inicié el blog, sólo ha existido un post en el que no recibí un sólo comentario. El tema tenía reminiscencias con este, aunque era más velado.

Creo que este lado de mi personalidad desconcierta, aún así, quiero brindártelo, que me conozcas como soy sin falsas apariencias. Esta que habla hoy también es Lety tu amiga. El post a que me refiero fue este http://porqueyoasiloquise.blogspot.com/2005/09/calma-en-la-superficie-la-tempestad-al.html si lo visitas, verás que no tiene comentarios y te aseguro que es el único en que no me visitaron ni tú ni nadie.

Aún así, terca como soy, vuelvo a ofrecerte mi realidad como una gota de agua vertida en el cuenco de tu mano.

15 comentarios:

Michelle מישל dijo...

confrontarse a una misma también saber cuan fiel fui a mi alma..al amor que mi alma responde..sea de hermandad, amor romantico, mi alma responde a un llamado y ese llamado está en el compartir el miedo, el llanto y también la purificación, y no lo digo en terminos católicos, sino en terminos totales lavar el alma..y dejarla volar...mil besos para ti amiga

Nika dijo...

ay, mi Lety, mi Lety querida, ¡cómo me alegras la vida! es que a veces yo también, cuando sueño que mi amado me engaña me despierto rete enojona con él y le reclamo como si todo fuese real y a él todo eso le divierte y con su abrazo todo lo calma y el sol vuelve a brillar, todos los días le digo: lo más bello del mundo es despertar a tu lado; por eso mi querida, mi bella, mi hada, mi angelito oaxaqueño te entiendo perfectamente y mientras más te conozco más te quiero.

^_^

p.d.: mi papá está mejor, gracias por tus palabras en mi blog.

Laura dijo...

Querida Lety:
tus palabras son increíbles. Tienes una fortaleza, una capacidad de mirarte a vos misma sin tapujos y un modo tan bello de decir...
Es lo mas bello que he leído de tantas vidas de "hermanos", encerrando tanta dulzura y amor por tu compañero de ruta.
El debe estar orgulloso de tenerte. Sos un sol, tibio en un dia otoñal.
Besos miles

Miguel dijo...

He decidido querida Lety quedarme precisamente con el párrafo que cierras:

"Sentirlo junto a mí. Acomodar su pelo húmedo en la frente. El toque de su pie diciendo que está cerca. El roce de su cuerpo que se acomoda al mío. Acariciar su espalda... Verlo cuando duerme... Todo eso es el amor ¿Hay quien lo dude?"

...Y yo no lo dudo, al contrario hay tantas pruebas para confirmarlo...

pancha dijo...

Cuando nos miramos al espejo con el corazón a veces vemos esos aspectos que no nos justan tanto y con el tiempo vamos aceptándolos como partes de nosotros mismos, creo que des eso se trata, y en una relación de pareja pasa lo mismo... todas tienen fortalezas y debilidades y frente a ellas a veces nos quedamos solo porque el día a día vale la pena... para mi también vale la pena... manhana la operan, dale fuerzas desde tu rincón...

Hannah dijo...

Un saludo Lety, aunque lo haga en silencio, te visito, te leo y pienso con cariño en ti.
Un besito
Hannah

Marce Mercado dijo...

Mi bella amiga-tan-cercana-a-un-angel...

si tú supieras cuánta paz trae este post a mi espíritu y a mi alma...

Esperanza, por sobre todo, de que algún día, llegaré a amar como tú lo haces...
que llegaré a ver la vida a través de unos ojos tan claros e inocentes como los tuyos...

Haz descrito parte de mi vida...
que tengo un marido que a pesar de nuestra juventud a veces siento ausente...
y que siento que en esta ausencia me es infiel...
y que dejamos de estar tan cerca tan dentro el uno del otro tan pronto...

pero te leo y lo leo... tan lleno de detalles que indican cuántomor hay entre nosotros...
cuando me he convertido en una madraza llena kilos , luego de los embarazos, es cuando más deseada me he sentido...

y te agradezco...
y te envío fuerza desde la tierra que llena mi tierra...
desde el Pacífico que se asoma en mi ventana...
y te vas a sanar, te vas a sanar, te vas a sanar, porque eres una vida dentro de tanta ausencia...

Millones de luz...

Marce

fgiucich dijo...

He leído en cientos de libros y de poemas declaraciones de amor que paralizan el corazón, pero éstas, querida Lety tienen la prestancia del hermoso árbol del Tule, la cadencia de tus calles y la hermosura de una Oaxaca que te flamea como estandarte de tu galanura. Estoy regresando a Buenos Aires y quizás esta noche contesté tu mail y te remita unas fotos. Un abrazo muy fuerte de tu amigo que mucho te quiere.

ARACELI G.P. dijo...

Recuerdo perfectamente ese post; bueno tú sabes que lo leí mucho tiempo después, cuando tuve que imprimirlo para poder leerte.
Y definitivamente es de los que me ha impresionado más de todos tus escritos.
Esa manera tan claridosa de hablar de algo tan íntimo y reconocer cosas tan profundas y a veces que nos pueden resultar incómodas y sobre todo la manera tan maravillosa como explicas todo, para darle un sentido sublime.
En cuanto al amor de ustedes, pues sólo me resta, conmoverme hasta la última fibra de mi ser. Que hermoso, son muy afortunados.

princess olie dijo...

Nadie lo duda, querida Lety.

Dios te regaló riquezas
de ésas que nunca mueren,
sino que trascienden.

Te abraza:

olie

Eugenia Cristina dijo...

Querida Lety:

Realmente impresionante. Me he quedado muda y admirada.

Un cariñoso abrazo.

Dra. Kleine dijo...

ESTA ES UNA TARJETITA DE INVITACIÓN: VISITE AQUI.

ka! dijo...

Señora Na´leticia:

Es pues un proceso natural el que las parejas terminen sus días de amantes -sí es que juntos- como hermanos?...lo he visto de cerca..

...curiosamnete tengo un par de semanas de compartir la cama de forma recurrente...igual y me asusto..

...también me visitó un fantasma de esos que huelen al miedo que me provoca el compromiso..

...miedo sí..ahora como que lo tengo con quién duermo todos estos días, anhelo para con quién compartí abrazos el sábado pasado..

Tu sobrino.

gonzalo dijo...

me conmueve tanta dulzura.

Mary Carmen San Vicente dijo...

Yo creo Lety, sin querer comparar el antes y el después, pues si no antes nos hablabas en la voz de otras mujeres que iban narrando su vida, que también fue nuestra, hoy tu voz en cada palabra que escribes conmueve como nunca, porque como bien dices, te estás desnudando y no es para decirte "Tápate niña que hace frío!", al contrario Lety, las palabras que escribes conmueven hasta las piedras, no creo que haya porque apenarse por conocer el lado más sensible de una mujer, al contrario, yo hasta te pongo un altar y te compongo una canción tipo las de la D'alessio jaja

En serio Lety, gracias por compartir todo esto con nosotros. =)

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog