domingo, octubre 23, 2005

Antes de la ruptura pude superar toda vivencia triste. Esa; No.


III
De regreso en su casa, Consuelo piensa en lo fácil que le resultó negarse a decir más a sus amigas. Sin embargo, nada fácil le resulta retomar ahora el hilo de sus pensamientos.La muda consigna opera en primer término para ella. Nada tan importante como revisar ese suicidio lento en el que incurre cada día, desde hace tantos años.El tiempo se le acaba, está consciente de ello.Se dirige ya sin demora al rincón que es su refugio y fortaleza, donde encuentra el alivio para sus males, enciende su computadora y escribe:Dije que había asimilado el dolor de la represión de mi infancia y es así, pero no cabe duda que continúo siendo escapista, nada de lo que escribí les permite entender el porqué he maltratado mi cuerpo, o transformado dolores psíquicos en físicos. Yo presentía una añeja decisión en contra de la cual luchaba sin poder deshacer ese entuerto. Al escribir lo hice como antídoto, buscando la manera de exorcizar esos demonios interiores que me llevaron a dañarme.Ahora reconozco la verdad: Allá en mi fuero interno sabía que no debía escapar de los límites que decisiones tomadas en libertad me impusieron, pero la tentación de volar estaba ahí al alcance de mi mano. Nada más consentirlo, qué fácil me hubiera resultado lanzarme sin mirar atrás. Y fue entonces cuando del inconsciente brotó la solución. Feliz conmigo misma, era como el ave macho que gusta de exhibir su plumaje y tiende alas al viento para pavonearse orgulloso. Un cuerpo lastimado, hería mi dignidad, me doblaba las alas. Mejor mi cuerpo herido antes que dañar a otros con mi huída.No es que esto fuera bueno. Sólo estoy dejando salir lo que ocurrió.Pero hubo un inicio para esta actitud. Creo que algo en mí se rompió cuando terminó de tan mala manera la relación entre mis padres y padrinos, yo los amaba, a todos por igual. Recién comprendía todo el bien que les debía a mi madrina y a mi padre y había perdonado su dureza. Sabía que ella me amó. Estaba por cumplir diecisiete años.
Antes de esa ruptura pude superar toda vivencia triste. Esa; No.

40 comentarios:

indianguman dijo...

Ay mujer que se me quiebra el alma. Bueno que Consuelo tenga letras para exorcizar esos demonios. Los síntomas son dolores sin simbolizar. Miedos y culpas no verbalizadas.
No sé qué más decir, más que la de la foto es en verdad un bello ángel.

Un apapacho al alma!

Mary Carmen San Vicente dijo...

Creo que Consuelo, atrapada en sus propios laberintos, ha plantado al centro una enredadera (como en aquel cuento de Rapunzel pudiendo ser su cabellera larga, o sus lágrimas infinitas, o con esta tecnología de hoy su computadora), y en sus momentos de soledad suele treparse por ella, porque siente que si llega a lo más alto va a poder respirar. Ya abrió la primera puerta donde se permitió ella misma salir confesándose ante los demás, esta vez no escapó.
Ella solo quería abrir las palmas de las manos, extenderlas y no dejar que fluya el agua entre los dedos. Ese sentido de pertenencia que vino a comprender tiempo después.

Lety dijo...

¿Verdad que tenia los ojos limpios? Querida IndianGuman, eres tan generosa, sabes elegir la palabra exacta para llevar consuelo. Recuperar las alas es lo que necesita Consuelo, arrancar de su cuello esa ancla y regenerar sus alas. Tu apapacho llegó directamente a donde lo enviaste, al alma de nuestra Consuelo

MariCarmen hermosa: Dios envía ángeles hasta por Internet y aquí se está organizando una convención de tan bellos seres, y que conste que no tienen sexo, damas y caballeros lo son.

Porque viene a cuento con el último y bello párrafo de tu comentario, te pongo un poema que es el que sirve para entregar mi libro de poemas, este se llama regalo, y dice:
Los granates, sangre.
Los pensamientos, gotas.
Mi vida, agua.
La vierto entre tus manos.

Recuerdas aquel otro? de beber juntos del jugo que recien presiento, porque al beberlo, comulgaremos vida?

Te dejo con un abrazo fuerte y cariñoso a las dos.

Lo-que-serA dijo...

Ser nuestro propio carcelero, mutilarnos las alas, los sueños... ¡cuánto sabemos las mujeres de ésto! Besos, ángel.

Laura dijo...

Cada palabra de Consuelo descubre una mujer fuerte y sabia.
No todos los seres humanos tienen la capacidad de trasmutar el dolor en sabiduría y la tristeza en grandeza del alma.
Comparto con Indianguman que Consuelo es un ángel.
Cariños mil

Lety dijo...

Es cierto la que ya es:
Por eso quise escribir, porque se que muchas sabemos de esto, aún cuando eres joven, fuerte, y estás realizando tus sueños, allá en el fondo subyace a veces, cierto sentimiento de estar tomando más de lo que debes.
Ven cuando puedas querida Maria Luisa, la historia ya no es la que conoces, mutó y sigue mutando con lo que ustedes dicen. Ya no es mía, es de todos.
Gracias por lo de ángel, ojalá fuera así. Besitos para tí

Ay Laura, que palabras tan generosas las tuyas. Pero la verdad Consuelo, la conozco, sigue aprendiendo todos los días, incluso a veces, da pasos para atrás, hay que reconocerlo.
Lo que si puedo decirte es que aspira a las alas, eso si.

Te abrazo con gratitud y amor

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Cada cuanto, queremos volar dejar este cascarón lastimado, no solo por dentro, tambien por fuera, una herida que no dejará cicatriz, pues esas se llevan en vida, caer, que un duro golpe acabe con todo, dormir y quedarse en el sueño, si, intimamente deseable como decía Hamlet, pero no siempre la mejor opción. Cuando algo duele, no sirve huir, pues en el último instante dolerá más.

Entonces mejor estas muertes en letras, o la afirmación de la vida, en letras, decía Nahiko, en el Libro de Cabecera de Peter Greenaway citando a Sei Shonagon, si no pudieramos escribir que depresiones tendriamos, aunque yo las tengo aunque escriba, ja ja, como sea, es cierto tal vez ahora el pegarle a las teclas se vuelve una terápica física y lo que sale en esos teclazos, la otra terapia, la que saca al diablo.

Lety dijo...

Pues tanto Consuelo como yo amigo Silencio sabemos de ambas cosas. Yo se lo que es vivir replegada, paralizada en el caracol, y después por una transmutación impredecible, ese encierro se convierte en una paradoja, se dan pasos sin andar, se acepta el yo que se es, sin disfraces. Consuelo creo yo, camina para allá y su camino es doloroso y su andar incierto, pero inicia y si yo creo que con esos teclazos exorcisa sus demonios.
Gracias por venir Silencio, se te espera siempre, pero dime amigo mio te gusta esa persona que se descubre ante tí?

fgiucich dijo...

Consuelo se encontró en la vertiente de dos caminos; huir o dejar crecer el plumaje que escondiera sus heridas. Una vida muy intensa que transita entre personalidades muy fuertes: sus padres y su madrina. Pero a los 17 años ha tomado una decisión, ha descubierto el por qué de muchas cosas y con valentía salió a defender su propia vida,su necesidad de ser ella misma. Emociona escuchar a esa niña contar sus dolores. Abrazos.

Lety dijo...

Me deja usted pensando Don Fernando, y también como Consuelo y Antonia, me acaricio el mentón mientras medito en sus palabras. Es Consuelo la mujer la que nos habla, pero ¿]Empezó su difícil camino de sobrevivencia a sus diecisiete, o tal vez desde la niña que volaba?
O fueron simples escapes los suyos. Y Es ahora que al fin deja salir lo que mantuvo escondido, que abre la puerta del encierro, para dejar de ser esa niña a destiempo.
Me quedaré pensando en ello, a usted le dejo mi abrazo
No lo se,

Pepet el Anacoreta dijo...

Pasa a verme. Ojalá te guste tu cuento, eres la protagonista más feminista que he tenido.

Lety dijo...

Hola Pepet:
Quiero decirte que después de haber escrito mi descarada solicitud, por supuesto que la escapista dentro de mí dominó y salí disparada para esconderme aquí en tu casa.
No creí en verdad que te interesara hacer tal cuento,me sentí un poco cursi pidiendo eso, pero ya está hecho y tú has sido un amable caballero al complacerme. Ojalá que vuelvas por esta tu casa y le des una visitadita.
Mis amigos, son de las personas más bellas que navegan por Internet y pienso que va a darles curiosidad ir a conocerte y una vez que lo hagan, los habrás conquistado y se quedarán contigo con gran placer.
Mil y mil gracias más.

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Pues claro!!!

Lety dijo...

Así tan claro? a pesar de tenebrosas confesiones? Pues buena lección de tolerancia me das amigo.
Seguirán las confesiones, a ver hasta donde sigues pensando igual.
Como siempre te abrazo

El Enigma dijo...

Son esos momentos los que hacen ruptura en la vida, los que prodigan mayores cuidados pero tambien, los que sirven para crecer a cada paso.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Lety dijo...

Eso es lo que quiero creer Enigma, que estas mujeres y yo hemos crecido, pero no me engaño, todavía tengo mi talón de Aquiles con todas sus consecuencias, pero seguimos en el intento.
Gracias por su presencia que me honra amigo mío

Andreas Kartak dijo...

Un beso dulceseñora,
unos se llevan los muertos en las espaldas comos si fueran vivos otros llevamos por nuestra mala cabeza algun vivo pegado a los tendones, rezando para que no se me separe (son casi 30 kilos de nostalgia) que bueno que usté me lo compartió adoptándolo en su album de fotos.

Gabriela dijo...

Querida Lety, hoy se me hizo tarde pero ya llegué. La verdad lo que he leído me ha dolido. Cuántas tristezas detrás de la palabra escrita. Un beso mi Lety.

Lety dijo...

Lo se, lo siento mi Gaby. La parquedad de tus palabras me lo dice. Ay veces que el silencio es elocuente. Pero a Consuelo le hace bien lo que hace, con las palabras deja ir el peso.
Hoy habrá una historia más alegre en quiero decir...
Te quiero

Lety dijo...

Andreas querido, pensé que me había escrito en quiero decir... y no fue así.
Vengo a pedir perdón y a decirle que no sólo su hijo, también usted está en mi album, y las fotografías las tomo con el corazón. Cuide de no desatar ese nudo que lleva pegado en los tendones, hay mucho que puede hacer para mantener viva su imagen.
Lo saludo con gran cariño

Dra. Kleine dijo...

he cometido un pecado...
No venirte a visitar antes.

amén.

Lety dijo...

Doctora Kleine, ni diga eso, yo la leo con frecuencia, pero no sabía si gustaría de mí y de mis mujeres. Me alegra y me honra su visita. Pero dígame ¿que dije o que hice para merecer este gusto? Lo pregunto para repetirlo. Me ha hecho el día, quedo con una sonrisa. Sea usted bienvenida, se lo digo con todas las letras y con todas mis fuerzas.

Dra. Kleine dijo...

No nena! cómo dices eso!! calle pikillo!
Que todo lo que escribes es lindo. Ya vagué por muchos, muchos post tuyos y pues heme aquí, muy agradecida por tu bienvenida.

y ya sabes...
aquí me tendrás de curiosilla!
Un saludo.com!!

Mary Carmen San Vicente dijo...

Vengo a recoger mi cariñito, como dices tú Lety, que además me gusta leer lo que los demás van contestando porque a la historia le van dando nuevos matices, algunos que no había percibido y los descubro entre los comentarios. Muy hermoso verso ese que me dejaste, me encantó.

Un beso !

Lety dijo...

Pues lo dicho Doctora Kleine, las tristezas del día quedaron compensadas con su visita. Me alegrará encontrarla curioseando y ofrecerle un café con pastelitos, mientras lee, aunque eso signifique que comparta por un momento las malas costumbres de Consuelo. La abrazo con afecto

Mi querida MariCarmen:
¿Verdad que sí? esa es la riqueza que ustedes traen a esta casa. Inclusive, han sido capaces de conducir los pensamientos de Graciela y Consuelo, que reflexionan gracias a lo que ustedes dicen y tal vez matizan o aclaran algún aspecto, que a mi se me había escapado. Así que cómo no vas a encontrar tu cariñito, te tardes lo que te tardes. Siempre estará aquí con mi abrazo

Raquel Olvera dijo...

Letita, ya merito esta novela saldrá en papel no?

Lety dijo...

Querida Raquel: Pues espero que concluya aquí, con las modificaciones que el interactuar con mis amigos ocasiona, lo que siento la ha enriquecido y después, Dios dirá. Tú que eres mi maestra ¿que dirías? A mi gustaría que fuera: Si.
Muchos besitos, te leo en muchos lugares mamita

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

ja ja, bueno tengo mucho aguante, no hay quien tenga más errores que yo... ni faltas ni pecados, soy un caido!!!, en toda la extensión, he venido a hacer pecar al hombre, he venido a demostrar que no tenían razón en darle libre albedrío...

Lety dijo...

Cómo ves Silencio, que a veces yo también he renegado de nuestro libre albedrío, pero sólo un ratito, ¿sabes cuando me sucedía? te lo digo con un poemita:
"abro los ojos,
tengo miedo,
no siempre me he gustado
cuando me veo por dentro"

La verdad antes me pasaba más, pero nada más imaginarme como Robotina, pido perdón y retomo mi albedrío para aprender a sujetarlo yo misma. Y tú no estás caído, sigues protestando contra el lado oscuro de tu naturaleza.
Te abrazo como siempre mi joven amigo

MacVamp dijo...

Cuesta trabajo encontrar identificación entre tu generación y la mía, estimada Lety. Pero a veces recuerdo a mi madre, que, como ya te comenté en otro post, me parece mucho más cercana a ti.

Liberarse, abrir las alas y emprender el vuelo, tanto en un sentido literal como en el metafórico. Y es ahora cuando acuden a mí esas imágenes que siempre me sorprenden y me emocionan: ver a algunas gaviotas sobrevolar el edificio donde vivo, y alas que siempre pillo cuando tiendo la ropa recién lavada, jejeje.Pues claro, estamos a 3 km. de la costa, pero vamos, siempre resultan un espectáculo impresionante para una que fue habitante total de tierra adentro, jejeje.

Un abrazo :)

PD: Y efectivamente, somos mi marido y yo los que aparecemos en la foto del más reciente post en mi blog ;-)

tyare dijo...

Es triste la historia, penoso lo de sus alitas, pero cuando se ha volado los deseos y la forma de hacerlo no se pierden. El tiempo y el contar su vivencia le darán alas a sus sueños. B esos.

queeny dijo...

Oh queridisma lety!!!
siento que estas acá.
y como estaras?
me abres la puerta.
agradesco eso.
solo quiero sentir tuss palabras.
aveces esas amargosas caras de la vida no nos dejan estirar las alitas, pero si una de esta es herida no se puede volar, al escribir desterramos esas emociones que en aquel momento no fueron dulces y tiernas como tus palabras.
mil maravillas a tu alma!

Gabriela dijo...

Mi Lety, aquí andamos, buscando el calorcito tuyo. Un beso.

Niko dijo...

buen blog... seguire visitando.

Lety dijo...

Querida Mac Vamp. Entiendo lo que me dices, porque te visito y veo que los intereses de tu marido y los tuyos son los mismos. Consuelo vivió circunstancias distintas, aunque ama profundamente a su esposo, son diametralmente opuestos, por esa razón, para ella volar, significaba "irse" en todo el sentido de la palabra. Ha tenido sus compensaciones no creas, su esposo la chiquea, jamas aprendió a cocinar, el lo hace para ella, y el tiempo le ha traido la ansiada libertad, sin renunciar a él, ahora vive lo que nos narra es el pasado. Su presente es otro pero eso ya nos lo contará (bueno creo que lo dirá). La fotografía de los dos es fantástica, se sienten las vibraciones entre ustedes. Me gusta tu familia de tres, besos para todos

Gracias Tyare por tus buenos deseos para Consuelo. Yo creo que ella y Graciela les deben contarles algo sobre su presente ¿no crees? Y tienes toda la razón creo que el contar sus vivencias le dio alas a sus sueños.Te extrañaba mucho, te he visitado pero no nos has escrito, ahora iré para ver, me alegra que regresaras.

Queeny eres tan linda y tan joven que me emociona verte volar. Ojalá que las palabras de Consuelo hallen lugar en tí para que sepas en tiempo, hoy que eres como una naranja jugosa y dorada, como sacar ese jugo a tu vida. Ella empezó tarde, pero al menos empezó ¿no crees?
Te quiero linda, no nos abandones, esta es tu casa en verdad

Mi Gaby linda, eres tan querendona (otra palabra oaxaqueña) que me haces sentir protegida por tu afecto. Hoy mismo encontrarás el nuevo post de Consuelo y con este terminamos para esperar a Esther, que no se parece a la hermosura de mamá que eres, pero al menos será tan honesta con estas dos, bueno eso espero amiga querida. Que Dios te bendiga y te guarde.

Lety dijo...

Buenas tardes Niko:
Ya estuve en tu blog y regresaré para poner mi comentario, eres muy simpático y me hiciste reir al pensar en mi Inglés, pero acerca de eso ya te contaré en tu blog.
Aquí quiero darte la bienvenida y agradecerte con el corazón que hayas venido a visitarme y seas tan amable conmigo, porque me conociste en unas circunstancias tristes y penosas para mí. Tu presencia me consuela, al pensar que mi imagen no quedó tan mal parada. Tú me has dado la oportunidad de conocerme y me siento feliz, ojalá que leas algo más de lo que en esta tu casa ofrezco, soy yo, vertida como agua entre sus manos.
Buen día para tí

Don David dijo...

Nuestra Gran Señora Lety, la que con sus comentarios, nos hace respetarla y quererla!
Un abrazo muy fraterno para ti, señora... Nuestra Señora de los Blog!

E.(yM)

Lety dijo...

Ay Esteban, si usted supiera que en verdad, y de esto le doy palabra de honor, sólo porque ustedes son y están aquí, puedo seguir siendo la que soy. Los se reales, lo siento porque los quiero en verdad, y me protegen de pensar que tras la pantalla no existe lo que veo y siento, porque creo que todo esto lo compartimos.
Besos a los dos y gracias por su amistad y sus bondadosas palabras

Daniela dijo...

ay Dios! haces pensar y medir y cuantificar los pasos, las desiciones............. las heridas que a pesar de todo siguen, el punto es perdonar crecer y evolucionar
me encanta tu blog
Un abrazo, Daniela

Lety dijo...

Me gusta tu nombre Daniela, y también tu seudónimo: Alegría, ya te dije que lo compartimos ¿verdad? Es mi segundo nombre, para tí el de elección y lo cumples, tus palabras me han regalado alegría. Escribir tiene un propósito, el mio es regalarles en gotas mi vida. Tus palabras me hacen sentir que aceptas el regalo. Te abrazo con cariño

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog