jueves, octubre 13, 2005

Esto que escribo es terrible...

Cuando dije que había actitudes adultas que no me gustaban, no dije cuales, lo digo ahora.
No soportaba verlos torcer la información, aprovechar los acontecimientos para distanciarse, agredirse, o para tener el control. Pronto aprendí como se llama quien actúa de esa manera.
Viví creyendo que no me gusta la manipulación y ahora, mientras escribo, me doy cuenta de que he vivido manipulándome.
Me he creado una cárcel interior. Asimilo el dolor, para transformarlo, en triste moneda para fluir por la única vía de escape que me permito.
Al escribir esto, Consuelo Se inclina hacia atrás en el asiento, deja su computadora encendida, y se queda inmóvil. No necesita tocarse, sólo reflexionar.
Lo que estoy escribiendo es terrible... ¿me atreveré a compartirlo?
Deseo decirles más, pero necesito tiempo; he sido cobarde demasiadas veces...
Esta vez me dará valor el ejemplo de Graciela. No hubiera creído que se atreviera a escribir lo que escribió, ni me siento capaz de mostrar esto que escribo yo.
Así que antes de que mi escapista me domine, guardo y archivo. Ya tendré tiempo para arrepentirme después.
Deja caer en abandono sus manos y mira la derecha.
Esta mano que ha acercado en diferentes ocasiones a su rostro para acariciarlo mientras meditaba o dudaba acerca de una frase.
Ahora la siente ajena, como dotada de vida propia. Su mano fue el corredor que se lanza a la pista sin escuchar el disparo de salida.

37 comentarios:

senorakravitz dijo...

lety: qué cárcel ni que nada. Tu vida rutinaria ha sido así ,talvez,porque tienes tantos vericuetos interiores que no hay tiempo que perder para afuera. Vuela, vuela para mi por favor. un abrazo.

Lety dijo...

Buenas noches Sra. Kravitz:
No crea, Consuelo necesita hacer esta confesión. Manipular, manipulación, palabras cuyo significado aprendió muy niña, error en el que incurrió en contra de si misma. Eso si, la claridad se la dio lo que usted dice, los vuelos por sus laberintos interiores. Gracias por el bálsamo generoso de sus palabras. Feliz de volver a verla en su casa

SEBASTIAN D.Q. dijo...

Gracias por sus dulces palabras en mi blog, cosas como las que usted dice, son las que hacen que me de mas animo de blogear.

Yo tambien aveces me he sentido como en una carcelque yo mismo he creado... y manipulado por mi mismo... pero creo que con los 23 años que tengo, he podido salir de eso... o aun salgo... la receta: sinceridad con uno mismo y con los demas... mostrarse abiertamente, es lo mas sano, y siempre se sale ganando...

cuidese y siga Adelante, me gusto mucho sus reflecciones, gracias por todo.

Sebastian DQ,

Gabriela dijo...

Buenos días Lety, me has dejado con la miel en los labios, y con ganas de más. Ay, qué impaciente soy. Un beso de mañana lluviosa.

Lety dijo...

Hola Sebastian, joven amigo de la Sra. Kravitz, gracias por devolver mi visita. Me gusta decir la verdad: eres un joven sano de alma. Eso se respira. Bienvenido seas a este espacio de todos

Lety dijo...

Querida Gabriela: El descubrimiento de nuestra Consuelo la dejó apabullada. Al menos parece ser que sus palabras dan fruto. Ojalá que la próxima vez nos diga más y no se escape tan rápido. Te hago llegar mi cariño en un abrazo fraterno.

fgiucich dijo...

Consuelo tiene la valentía de asumir que ha sido cobarde y manipuladora. Cuánta gente debería aprender a imitarla y tratar de salir del callejón. Creo que la mejor parte está por venir. Abrazos.

Lety dijo...

Don Fernando, Consuelo cobarde y manipuladora ya nos lo ha dicho. Habrá que recordar también las confesiones de Graciela. Pobres mujeres ¿no crée? lo mejor está por venir para nosotros que escuchamos escondidos ¿pero saldrá algo bueno para ellas?

indianguman dijo...

Este texto que es tan breve y que sin embargo me ha llevado a reclinarme en en la silla, a buscar una pausa, a palpar mi propia mano. Porque estas palabras son densas, se asimilan con calma, y el ritmo de esa mano me comunica tanto... no sé, cuántas veces habremos de guardar y archivar antes de arrepentirnos. Me recuerda en su inmediatez un instito básico de supervivencia, y sin embargo los mecanismos de defensa que a veces nos llevan al autonengano también son reflejos rápidos... no sé, me has hecho pensar mujer...

volveré a releerlo

Un abrazote y un abracito

Lety dijo...

Querida, queridísima Indianguman. Estas mis mujeres que me han hecho pensar tanto, ahora ¿te hacen lo mismo a tí? Si es así somos afortunadas, siempre surge algo bueno de estas introspecciones en el espíritu.

Lo-que-serA dijo...

Mi Lety: deje de andar espiándole el alma a la gente. Ahora, cada vez que escriba algo y cierre el archivo sin guardar o tire el papelito a la basura, voy a recordar la mano derecha de Consuelo. :)
Te mando un abrazototote.

Don David dijo...

Vine a verte. A saciarme un poco de tu virtud literaria.
Es como leer un libro por partes, de esos que llevas en tu mano y de repente lo abres en cualquier parte y lees. No conozco todo el libro, pero me gustó mucho esta parte.

Una abrazo

E.

Lety dijo...

Querida Maria Luisa. De a devis que nos las espío ellas me pidieron que les ayudara a subir sus escritos a Internet. Ya ves que no todas las mujeres de mi edad se llevan con la computadora. Y además no le tenga miedo al viajecito, usted encontrará mas cosas bonitas que feas dentro de usted. Te quiero amiga

Esteban:
No me malcríe, porque lo voy a extrañar cuando no venga. Por favor haga así, escoja al azar un post de los viejitos, entonces lo leerá para usted solito y yo le apapacharé por revivir esos "muertitos" me gustan mucho los Fragmentos del Caracol y son varios ¿les dará una revisadita? ¿invitará a Marcylor a leerlos con usted? Besos para los dos

Laura dijo...

No hay nada mejor que reconocer las propias miserias y errores. Eso nos engrandece el alma, como a Consuelo.
Cariños de a montones

Lety dijo...

Pues si querida Laura, es bueno, pero Ay como duele, te digo por experiencia. Otro montón de cariños

tyare dijo...

Yo tambien aveces me refugio en mi cárcel interna,siempre hay temores que nos hacen escondernos por no saber asumir el miedo,.Quedaré esperando la confesión. Besos.

Lety dijo...

Esto de las cárceles al interior es terrible y luego a veces hasta la llave se pierde. Lo bueno es que la luz se cuela a todos los rincones y aprendemos a hacer caminos con ella.

Gabriela dijo...

Hola, Lety, aquí ando, buscándote. He releído. Me vuelve a gustar.

Lety dijo...

Me parece imposible Gabriela, en este mismo momento salí de tu blog, fui a leer tu respuesta. Que hermoso lo que nos sucede. Este domingo subiré algo más. Te beso con cariño de hermana

Lety dijo...

Otra vez para tí querida Gabriela:
Hoy mi niña estaba un poquito melancólica. Don Fernando me habló de los papalotes que no vuelan y entonces hizo este poemita (no está tallereado):
No me gustan
los papalotes atorados en los alambres
parecen pájaros
muertos en sus jaulas.

Besitos para tí

kiantei Castor dijo...

Mi Lety:
Paso a verte, como siempre y me quedo en la paz de tus letras.
A veces no es tan injusto esto de la manipulación, a veces se trata de hacernos la vida un poco más llevadera no más.
A veces, mirado de otra forma, manipular el genio interior nos ayuda a encontrarnos con nosotros mismos y a desenterrar tesoros que ni nosotros sabíamos ocultos.
me quedo en tu palabra mi amiga.

Lety dijo...

Hola querida Kiantei: Esta mañana anduve fuera de la casa, por eso mi tardanza.
Tal vez para tí o incluso para mí ahora, descubrirnos al interior, es algo que podemos afrontar, yo ahora conozco mis defectos. Para Consuelo en su momento fue difícil. Se sentía mejor de lo que era. Sin embargo tus palabras generosas, son bálsamo para su corazón. Gracias amiga.

Gabriela dijo...

Querida Let, vino mi hija de Italia: ya se me fue a ver a su abuelita. Me siento triste como el papalote, pero ahí vamos, adelante siempre.
Un beso muy cariñoso.

Lety dijo...

Querida Gabriela, ya estuve en tu blog y regresé tranquila por tí. Dentro de esta tristeza por la ausencia de tu tesoro, también hay mucha alegría porque eres una hermosa madre. Que Dios las bendiga a ambas y yo le pido que las conserve unidas y felices.

Amanda Gris dijo...

Lety, alguna vez puedo ir a visitarte a Oaxaca?

seria encantador conocer a esa gran señora de las palabras.

Un admirable beso para usted.

:)

hetsah dijo...

mi voto? un link en mi casa
:)

Lety dijo...

Por supuesto que si querida Amanda. Mi corazón y mi casa están ded puertas abiertas. De lo otro, jejeje, ese nombre, me agrada mucho, pero me queda bastante grande. Aunque si es lindo oirse llamar así, no te lo niego. Tú me avisarás cuando te organices. Es un gusto volver a tenerte aquí.

Lety dijo...

Bienvenida Hetsah. Se agradece ese espontáneo y también ese link. Recibe mi saludo afectuoso

Raquel Olvera dijo...

Andale mi Lety!

Cuántos lectores de tu novela!

indianguman dijo...

ay pero qué fantástica que ha quedado tu casa con la pinturita nueva. Tiene más fuerza y se lee mejor.

Me gusta mucho!!!

Gala dijo...

Querida Lety,

Un día hace algunos años escribí una carta, cargada de demasiadas verdades, fue una carta liberadora, con ella solté la presión acumulada por mucho tiempo. La escribí, la guarde en su sobre y la envié... perdida la presión comencé a sentirme un poco incomoda con el contenido de mi misiva, me había desnudado, y ya sin piel llego el arrepentimiento.
Dos semanas después, la carta volvía a mi, en el mismo sobre... había olvidado escribir la dirección y el servicio de correos, me la reenviaba. Nunca mas volví a enviarla. Ahora escribo cartas en papel muy pocas veces, pero si lo hago las conservo unos días antes de dejarlas partir.

Un abrazo.

Gabriela dijo...

Ah chirriones, Lety, menos mal que nuestra chilenita consentida me ha aclarado si estaba yo viendo las cosas raras o qué...jaja, es que estoy muy malita con una bronquitis y ya no confío en mis ojos-tomates. Un beso. Ha quedado esto muy bonito y renovado.

senorakravitz dijo...

qué pasó que no ha escrito?
ya me tiene malcriada y espero leerla más seguido.
un abrazo. Kravitz.

Mary Carmen San Vicente dijo...

Este confesionario de Consuelo me está sacando canas verdes, y es que esa libertad que experimenta al escribir me lleva a imaginarla tal cual, sentada tecleando a prisa, liberando y respirando. En el punto final (que no ha llegado todavía y ella talvez no sepa si llegará) siente desatar el nudo que la asfixia. Un mucho de "Cuando callo, cesa mi lucha por mover mis límites", ¿verdad?

Será necesario transformarnos en Consuelo y liberarnos hasta sentir que solo nos necesitamos a nosotros mismos.

Ay Lety, mira todo lo que escribí, será que me falta mi café jaja

Te dejo un beso de Domingo, en esta mañana fresca.

Lety dijo...

Querida Raquel:
Más que lectores, amigos entrañables. Pero ya te lo imaginabas con este corazón de alcachofa que tengo ¿verdad? Estoy en el paraiso en verdad.

Ay Indianguman, mil gracias, pero nada de mi casa, nuestra casa dirás. Alguna vez Gaby me dijo que la letra era pequeñita y nunca lo dejé en saco roto, pero le temía a los post largos, largos. Ahora yo también creo que la letra aunque pequeñita se ve mejor. Te dije del curso que estoy tomando ¿verdad? Dice el tallerista que nos enseñará más cosas. Ojalá porque la quiero bonita para ustedes. También te aviso que ya súbí el nuevo post. Todo mi cariño para tí

Querida Gala:
Me da gusto que vengas y que me compartas también. Pero Consuelo no creas que está muy arrepentida. Ya incluso subí su nuevo post. Yo he aprendido mucho de mis mujeres, así que soy ahora menos escapista que ellas. Te mando mi abrazo y sigue viniendo por favor.

Lety dijo...

Verdad que si mi Gabriela?
Me está gustando el curso, aunque inició con todo lo que penosamente había aprendido, ahora ya vienen cosas diferentes y empiezo a experimentar. Pequeñeces, pero finalmente así es mi vida, desbordante en pequeñeces que me enseñan a valorar lo de todos los días. Que te mejores de esa bronquitis, que yo al ratito voy de visita contigo para leer y releer mis preferidos. Muchos besitos Maestra.

Señora Kravitz, hablame de tú no seas malita. No sabes que gusto me da leerte y en verdad cuanta simpatía hay en mi corazón por tí. Me gustas mucho como persona. Cuando me escribes me animas, así que no dejes de hacerlo. Ya subí otro post, no deje de leerlo, porque Consuelo necesita de su simpatía. Mi abrazo para usted (usted, hasta que me permitas llamarte de tú)

Lety dijo...

Mi querida MaryCarmen:
Tú entiendes a Consuelo a la perfección y también me entiendes a mí. ¿Sabes el regalo que me das al haber memorizado ese pequeño poema mío? Alguna vez mi maestra Raquel Olvera me dijo que mis poemas nunca se estudiarían en Universidades, pero que circularían en hojas sueltas y fotostáticas y que serían memorizados. Yo no sé si se memorice algún otro, pero a mi me basta que tú hayas guardado en tu corazón este, para sentirme afortunada. La tacita de café nos la tomamos en tu casa, voy por mi receta de alegría para este día, pero no dejes de volver porque ya volví a subir lo último de Consuelo, pero no te vas de aquí sin un gran apachurrón de mi parte (eso es un abrazo muy, pero muy fuerte)

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog