domingo, octubre 09, 2005

Cuando el dolor me azota fluyo

¿Qué era lo me hacía volver? Tal vez el deseo de compartir mis experiencias; tal vez la oportunidad de inventar. Pobres de mis amigas, cuando se los contaba, era más cuento que cuando lo viví. Por eso escribo ahora. Creo que tengo capacidad para decir, pero una capacidad virgen, inculta, como un territorio inexplorado.
Bien sé que tampoco tengo mucho que decir.
Tal parece que estuviera hablando incongruencias, pero no lo son, lo que me pasa es que me siento atada en una silla. Quiero decir, pero ¿qué? si no he vivido. Si mi vida ha sido rutinaria, si no me interesa expresar la realidad social.
Confieso mi ignorancia y mi limitación.
Me interesa el individuo en sí mismo. No yo como individuo, sino el individuo en general; Pero de uno en uno. No como ser social.
Me interesa su profundidad, su capacidad de internarse, devanarse en capas, elevarse sobre sí mismo. Dejar salir su potencial.
Me doy cuenta que el dolor ha sido importante en mi vida. Incluso este dolor físico que me agobia ahora y del cual no puedo hacer responsable a nadie. Las enfermedades también son psicosomáticas. Yo soy mi arquitecto.
Cuando el dolor me azota; fluyo y me salvo a través de lo escrito.

25 comentarios:

indianguman dijo...

Internarse, devanarse en capas, elevarse sobre sí mismo... esas palabras y las demás me llegan por lo esenciales. Realmente la capacidad de decir no requiere de mucho más que de ser humano. La capacidad de decirlo con arte requiere de un don que se pule pero no se inventa. De un alma sedienta por descubrirse y descubriri al otro, de cerca.

Un gran abrazo y gracias otra vez por tus palabras!

Lety dijo...

Querida hermana: Soy un ser elemental y el regalo que recibí, si es que puedo llamarlo así, es esa sed por descubrir al otro y descubrirme, que tan bien percibes.
En un sólo párrafo has expresado la razón de ser de las dos casas que abrí para ustedes. Esta, en la que he querido devanarme en capas, desnudarme, para fluir transparente.
Y la otra, en la que confieso mi sed por decir, y la esperanza de que la voz alcance.
Te quiero, hermana en el espíritu.

fgiucich dijo...

Ese arquitecto que est'a en cada uno de nosotros, puede ser bueno, malo o regular. Indudablemente el suyo es exquisito, casi un artesano que va abriendo las puertas de su coraz'on, para mostrarnos tal cual es. El dolor es su motor creador, es la turbina que genera sus escritos para deleite nuestro. Abrazos.

Lety dijo...

Don Fernando muy buenas tardes:
En verdad Consuelo tiene deseos de mostrarnos sus más ocultos pensamientos. En breve va a necesitar de su comprensión y afecto, porque descubrirá lo que ella misma no conocía.
Le saludo con afecto, feliz viaje.

Laura dijo...

Lety:
después de postear en mi blog, paso a visitarte y oh sorpresa! También has posteado sobre el dolor! Entorno a una mirada redentora de éste!
Sé que las casualidades no existen, y por eso me asombra sobre manera este sentir común.
Besos

Gabriela dijo...

Te extrañé ayer en arteylite, te tengo una cosa ahí. Besos. Me voy rápido que tengo que trabajar!

angel dijo...

La creación es siempre liberadora, en todo sentindo. Felicitaciones por ello....

Gala dijo...

Leti,
Cuando el dolor me azota, Vuelo!
Un abrazo.

Mary Carmen San Vicente dijo...

¡Qué excelente terapia! Y es que así se puede diluir todo, ya lo dicen los psicólogos: escribe todo y luego rompe el papel el mil pedacitos. La gracia está en no dejar ni un retazo, ni una milésima de gritos anudados en la garganta, que como "Arquitectos de nuestro propio destino" esperemos construir castillos azules, soleados de esos que se sueñan, que ya sintonizados con Amado Nervo podamos cerrar con un "Vida nada me debes, vida estamos en paz"

Que tengas buena semana Lety !

Lety dijo...

Querida Laura:
Me voy a leer acerca del dolor en tu blog, pero no antes de poner aquí en un cesto, mis abrazos para tí. Te los llevas y dices bien, las casualidades no existen. Es la gratuidad

Queridísima Gabriela:
Te escribí algo ayer en reina de grillos, pero no quise ser la primera en postear en arte y literatura, pero regreso a decirte gracias en toda forma y pedir bendiciones para tí.

Lety dijo...

Eso esperaba Consuelo al fluir y lo alcanzó, pero aún falta que nos comunique aquello que a nadie había dicho, así se comprometió. Saludos y bienvenido Angel

Querida Gala, mucho tiempo si verte. Me da gusto, me da gusto en verdad. A Consuelo estos vuelos también la han llevado a encontrar abismos insospechados. Ojalá vuelvas para conocerlos. Besos para tí

Luz dijo...

sabes, leí que quien sabe de dolor lo sabe todo, y es que el dolor enseña muchas cosas aparte de saber llorar. Y supongo que para quien se conoce a si mismo y se deshoja llega a ese individuo universal que es la naturaleza humana, asi conocemos al mundo.

Lety dijo...

Querida MariCarmen:
Los gritos anudados en la garganta. Debe haberlos tenido mucho tiempo Consuelo y los canalizó a través su talón de Aquiles. Con los días y los post que sigan ya llegarás a conocerlo, ¡pero no te despidas por toda la semana, que a mediados habrá algo nuevo de Consuelo
Te beso con cariño y respeto

Querida Luz:
Bienvenida nuevamente, en medio de la narración del dolor de Consuelo, yo me alegro con tu presencia. Lo que dices es precisamente lo que pienso, al internarte y despues dejar fluir, te incorporas a la vida, se cumple tu existencia

Lo-que-serA dijo...

Mi Lety: Hace poco descubrí que el dolor templa las cuerdas de mi alegría. Cuando lo recuerdo a tiempo también fluyo y me salvo en las letras. Un beso, generosa.

Jucar dijo...

Pues estás diciendo tanto casi sin proponértelo, que cuesta trabajo creer que no tengas nada que decir.
Me parece un texto tranquilo, sereno, profundo.
Felicidades.

Lety dijo...

Que fluyes en las letras ni duda cabe, y lo haces con pleno conocimiento de causa Mi querida Maria Luisa. Que me sorprendes también es cierto, cuando construyes un gran poema, confesando sentimientos como la ira, así que si de generosidad hablamos Consuelo debe quitarse el sombrero. Pero por favor acompañala a mediados de semana, que necesita amigos que la comprendan y la perdonen. A mí ya me tiene muy vista.

Jucar es tu segunda visita, no creas que no la he tomado en cuenta, pero no logré seguir la liga a tu página para agradecerla.
No hay palabras más bellas para referirte a este texto que las que has empleado, Ojalá pudieran aplicarse al blog en general. Recibe mi abrazo agradecido

kiantei Castor dijo...

Mi amiga.
Los dolores del cuerpo y los dolores del alma tienen corta vida.
Cuentas que fluyes y escribes ante el azote.
Nuestra Gala te dice que vueles.
Ya lo haces, hace rato.
Eres grande y poderosa, tienes alas enormes y lo sabes.
Cuanto te queremos Lety.

Lety dijo...

Querida Kiantei, ya verás que conforme avancen las confesiones de estas mujeres, van a necesitar su cariño, y si es mucho pedir, al menos comprensión y simpatía. Yo les devuelvo a ustedes todo el amor de que soy capaz amiga

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Pues digo, el dolor nos hace más fuertes que los mimos, es cierto que las cosas dulces nos hacen soportar todo pero si no la pasamos mal en algún momento, pues que caso ¿no?, no creo en esa rutina que mencionas, no no no, estoy seguro que cuando no andas dando vueltas por acá andas dando vueltas por allá y andas dando vueltas con la cabeza, así que nada de disculpas.

No se, el individuo que me ocupa soy yo, si soy egoista, la humanidad solo decepciona, el grueso digo, a los que no les importa nada más, ja ja sueno a esos, pero valga la contradicción. Seguro iniciaremos de nuevo, seguro, bajo el agua, la lava y los escombros. Estoy blableando, como sea, si no hay dolor no hay placer, ah no eso no, eso es de sado, ja (ruborizado), eso es otra cosa, si el dolor es psicosomático, bueno con dos vueltas al patio se deben quitar... así que si sientes dolor mandalo a que de un par de vueltas.

Un abrazo.

Además no hay que gritar la conciencia social, si, uno se preocupa aunque no lo aparente.

Lety dijo...

Silencio: Es Consuelo la que habla, no yo, su vida era rutinaria, con el resquicio que le dejaban las palabras, ahora tal vez, al mirarse hacia dentro, tal vez pueda abrir la puerta por completo, tal vez...
En este momento creo que muchos compartimos pensamientos apocalípticos, bajo el agua, bajo la lava, bajo los escombros, no sabemos cuándo ni cómo.
El dolor psicosomático, no es menos real, sólo es provocado, la cura como tu dices, podría ser, por qué no, mandarlo a dar dos vueltas.
Y yo creo que estoy de acuerdo con ella, con Consuelo digo, si te ocupas del ser humano, uno por vez, estás creando ondas sobre el agua, la última, cada vez más lejos de tí.
Te quiero mi joven amigo

Andreas Kartak dijo...

cuando el dolor fluye, o nada fluye, me salvo a través de lo escrito.
grande, muy grande, corazón tan grande necesita varios costillares-poemas para poder latir a pierna suelta

Don David dijo...

Lety Ricardez! te leo y sigo pensando que eres muy especial!...

No has vivido en vano!

Un abrazo!

Esteban!

Lety dijo...

Andreas usted sabe que decir lo extraño, es decir la verdad. No se aleje por tanto tiempo, al menos de vez en cuando déjeme saber que viene. Mientras ustedes me lean, sobre todo ustedes los jovenes, habrá razón para escribir.

Lo mismo te digo Esteban, gracias de todo corazón. Por favor sigan dando a mi mano, una razón para ser.
No uno, muchos abrazos para tí y Marcylor.

MacVamp dijo...

Siempre la escritura nos brindará esa "liberación", así nos lean o no. Monólogos, reflexiones, historias que ocultan verdades mediante otras ficciones, en fin, siempre partimos y volvemos a la búsqueda de un libre vivir y sentir.

Un abrazo Lety, que esta noche me pongo al día con varios blogs, pues mi Happy Demon apenas me deja tiempo para actualizar el mío y visitar los de mis amigos :P

Lety dijo...

Gustazo en que estés por acá MacVamp, se te extraña. Tienes razón, aunque yo precisaria, historias que desnudan verdades mediante otras ficciones. Dale por favor muchos besitos de mi parte a tu hermoso Happy Demon y por allá paso a leer tu nuevo post. Abrazos para tí

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog