jueves, octubre 27, 2005

A mi madre no le gustaba verme llorar por mi madrina

A mi madre no le gustaba verme llorar por mi madrina así que aprendí a llorar dormida y a despertar con la almohada mojada. No podía visitar a mis padrinos, lo tenía prohibido. Pero hasta ahí no tenía culpa que purgar.
Mi mamá le pidió ayuda a mi marido, en ese entonces mi novio, para alejarme de ellos y ahí sí, por atenderlo, la decisión fue mía. Dejé de verlos durante un año, aunque no de llorar. Incurrí en una falta que aborrezco: la ingratitud.
Hice realidad aquella aborrecida frase de mi infancia y fui cuervo que les saqué los ojos. En medio de mis sentimientos de culpa, comía por compulsión, subí de peso y me miré fea. Creí que era un castigo.
He actuado mal otras veces. He sido lo que no quiero ser. He tocado fondo y siempre fui indultada. La misericordia que mis faltas recibieron cuantas veces erré, no supe asimilarla. Fue carga enorme sobre mis hombros y la soberbia me convirtió en mi propia inquisidora una y otra vez. Seguía comiendo y cuanto más fea me veía, tontamente creía que mejor satisfacía mis culpas y pagaba por mis deseos.
Así que ahí está la llaga, premio-consolación-refugio-castigo; fue así como empecé a castigar mi cuerpo. Ya lo dije, haber sido ingrata no es lo único a reprocharme, pero fue ahí donde aprendí este tonto juego de castigarme a través de mi cuerpo y convertirme en prisionera. Así fue como me mantuve en tierra, dejé de volar. Me consolé comiendo sabrosamente lo que no debo, con tal exceso, que ahora mi salud está en juego. Buena manera tuve de castigar mis desaciertos, complicando mi salud y mi vida.
No todo es malo. Ya les dije que soy positiva, esta incapacidad física, debo reconocerlo, me estimuló en otros aspectos, y me hizo reflexiva y serena. Creo que esa es la imagen que proyecto y está en conjunción con mi nombre; consoladora. Por eso, me da tristeza mostrarles esta cara que también es mía. Aunque la persona que narro, no sea la que ven los que me aman, esta que pinto también soy yo.
Debo amarla para dejarla ir, aunque no sé hacia donde irá.
Para saberlo escribo.

33 comentarios:

Chipotle dijo...

Te invito a abrir tus alas, quizas estén oxidadas pero nunca se olvidan de lo que saben hacer.

Una vez me desperté desnudo,
sin amistad,
sin sábanas.

Hoy me duermo diciendo: Gracias por estar ahí.

senorakravitz dijo...

Lety: el cuerpo se nos transforma en arma cuando nos envenenamos con algo callado por mucho tiempo. Ese cuerpo castigado busca la forma de florecer y a veces las palabras nacen a borbotones para rebalsar la belleza a los demás.

Gabriela dijo...

Querida Lety, sigo a Consuelo y a voy conociendo. Un beso de mañana neblinosa.

Gala dijo...

Muy lindo como Consuelo va revelandose y como nos muestra su fuerza interior, no es fácil descubrise, y ver las verdades.
Y me gusta cuando dice que es positiva.

Tal vez descubra que no es tarde para continuar volando...

Un abrazo, Mi querida Leti

indianguman dijo...

Sólo una mujer valiente se atreve a desnudarse así. Y yo aprendo. Me redimo con ella a ver si exorcizo también mis propias enfermedades y atocastigos. No hay peor carcelero que ese que uno mismo instala en las puertas de sí mismo.

Creo que lo que le tocó vivir a esa mujer fue durísimo, la hicieron tomar bando entre amores y lealtades. Su reacción ante tal conflicto es más que comprensible.

Un abrazo, amiga y hermana

fgiucich dijo...

Esa reflexión intensa sobre las culpas ,hace de su relato, una verdadera muestra de la confesión laica; de contarle al mundo que lo uno fué y lo que no quiere volver a ser. Ese triángulo apasionante en la relación Consuelo, madrina, padres nos exige la máxima atención para esperar la próxima entrega. Abrazos.

Raquel Olvera dijo...

los celotes no?

es que todos queremos tu amor.

Lo-que-serA dijo...

Qué bárbara Consuelo. Qué forma de hurgarse y decir. Qué claridad, mi Lety. Oye... ¿la letra es más chiquita o es que Consuelo hablaba bajito?
Besos impacientes.

Lety dijo...

Compañero Cardo, ya te habrás dado cuenta que compartimo el amor por las alas. Me gusta mucho el nombre de tu blog, ¿ya viste que tienes un link conmigo? Gracias por venir,
gracias por tus palabras de ánimo.

Gracias señora Kravitz, es usted un encanto. Esa pobre Consuelo, al menos por el momento, ha logrado gracia con ustedes. Ahora viene Esther con su cantarito lleno. Gracias por sus bondadosas palabras. Con cariño

Lety dijo...

Gaby, mi Gaby querida, esta mañana neblinosa te dejó muy parca, o acaso llenó el cántaro de tu paciencia Consuelo? Estos días voy a estar un poquito alejada, porque la casa está llena y no tengo lugar para mí. Pero trataré de subir puntualmente mi post el domingo, ojalá me dejes más palabritas, me tienes mal acostumbrada. Besitos
para tí

Gala mi querida Gala, mira que no se como les irá a mis mujeres, si hasta a mi a veces la fuerza se me desploma. Eso si, voy hasta el fondo y salgo, hoy el día, con sus palabras, ya fue luminoso.
Mil gracias por venir, te abrazo.

Lety dijo...

IndianGuman, tan real y tan cercana. El camino de Consuelo, con estas palabras empieza, pero en verdad el enemigo es el interno. Cuando queda al descubierto, se debilita su ataque y la posibilidad de triunfar sobre el se abre luminosa, así, como un par de alas. Mañana buscaré algun poema de este tipo para quiero decir... mientras tanto, te abrazo con el corazón

Querido Don Fernando, siempre presente y siempre oportuno. Lo malo de esto es que no todos los días se dan pasos, volvermos a ser a veces, lo que no se quiere ser, más lo importante, es enderezar camino otra vez.
Lo quiero por su generosa constancia amigo

Lety dijo...

Mi querida mamita:
¿ves la felicidad de tu niña? Debes querer a todos mis amigos, porque gracias a ellos los dedos vuelven a teclear y tengo muchas ideas en la cabeza, que además son andariegas y quieren germinar.
Te quiero mucho

Mi querida Maria Luisa, lo que pasa es que tuvo laaaaaaargos años para penar y también para pensar. Hasta que llego el momento de la explosión. Y con la letra, soy una tramposa, para que crean que no voy a entretenerlos mucho, que el post es muy chiquito uso la letra pequeña ¿creés que la debo cambiar? Muchos, muchos besitos mientras llega Cardo a engalanar Oaxaca

Tristán Estar dijo...

Ojalá de verdad pudiera ver a tal Consuelo a esas líneas? :C No.

Lety dijo...

Hola Don Tristán, te aseguro que si puede ver esas lineas, pero también sería bueno que pudiera recuperar la línea ¿no crees? Aunque si no es la línea, muchas cosas buenas salen de esto. La primera, múltiples ideas para continuar, ya las comentaremos un día y me darás tu calificada opinión joven colega. Yo por resoplidos casuales (los del burro y la flauta) tú por derecho.
Mis bendiciones para tí y me hace feliz que vengas y oye, no le gusta mucho que le digas la tal Consuelo, irrespetuoso, además afiánzate que ya viene Esther con sus hijitos. A ver si callas, corroboras o la desmientes ¿que será?

André Ferreira dijo...

En primero hogar quiero agradecer tu visita a mi "casa" y tu comentario.

Solemos ser los más duros jueces de nosotros y las condenas que nos reservamos las peores, las mas de las veces sin saberlo. Tu lo sabes, lo admites y lo escribes de una manera preciosa, gracias por lo compartir.

P.S.- perdoname mi español!

Lety dijo...

Andre Ferreira, hermoso nombre y hermoso gesto, al venir a su casa. Es una maravilla que escriba español y creo que lo lee mucho mejor que yo el portugués. Nunca lo he estudiado, sólo hago uso de su semejanza con el español. Bienvenido y gracias por sus generosas palabras. Volveré a visitarle

El Enigma dijo...

Todos, hemos sido cuervos tarde que temprano, el chiste o mejor dicho, cualidad, es que somos aves metamorfas, en ocasiones cuervos, en ciertas oportunidades, flamingos, a veces palomas aunque algunos gustamos de ser halcones...

La virtud radica en despues de serc ervo, entender lo que se fue y tener la humildad, de reconocer que el ojo en el pico, puede devolverse.

Saludos

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Lety dijo...

A mi me gusta ser colibrí. Corazón infatigable. Batir de alas continuo. Consuelo está tratando de hacer lo que usted dice, reconocerse, no evidenciar a nadie sino a si misma. Gracias por venir Enigma amigo

Laura dijo...

Escribir ayuda a liberar! Es un modo catártico. Ojalá sirva a Consuelo este camino.
Un cariño enorme y un gusto encontrarte en el blog de mi amigo italiano!

el blog de pepi dijo...

Lety, solo puedo decir que leyendo tu bolg me llegaste al alma.

queeny dijo...

Oh querida amiga Lety.
Yo me enamoré ,como ya sabes,
hace 2 meses, cuando tenia la oportunidad de verlo, no comia nada, en absoluto, pues que sí estaba lejos, como siempre lo ha estado, comía con ansiedad enfermante.
Me siento culpable de haber subido tanto de peso, me cuido bastante, no me veo fea aún, pero cúando me siento mal comigo mismo entiendo más él por que vengo al mundo, que debo hacer y me siento más clara, de vez, cuando me siento feliz por ser bonita y no gordita.
(Es ser frio con uno mismo.
Cuando esta en peligro la salud, corremos un gran riesgo y esta el gran problema).
Ahora soy normal, me mantengo en mi peso, no soy delgada ni bonita pero tengo en prejuicio lo que en verdad me importa, mi felicidad.
No dejare de volar por castigarme.
Muchas veces lo hacemos por culpas que lamentablemente vienen del exterior, de personas que nos aman y desean lo mejor para una misma.
Toda pena no pasa sin gloria.
Un besito linda, me encanta como escribes, aveces pierdo mi don al escribir y soy persistente al igual que mi vicio, la comidita.
quiero saber como estas.

Lety dijo...

Querida Laura: Tienes toda la razón, es precisamente por eso que estas seis mujeres empezaron a reunirse, porque saben que la palabra es bisturí que flagela, pero cura. Y tu, todos ustedes son un apoyo para ellas. Voy al blog de tu amigo con timidez, porque me encanta leer el italiano. Te abrazo con enorme afecto

Querida, nueva amiga Pepi:
Antes de contestarte aquí, ya fui por tu blog y te dejé un largo comentario.
Fuiste un regalo para mí y en específico ese post último, se relaciona mucho con otra de las mujeres que aquí vendrán, ojalá no me abandones, yo no te dejaré. Estaré visitándote con frecuencia, porque me has tocado el corazón.

Queeny hermosa, ya empiezas a saborear las dulzuras del amor, mucho mejores que las de la comida, así que prundencia, en las dos cosas, la cosa es gustar de todo, no abusar.
Nuestra amiga Consuelo, es una gordita bonita, mira, has de cuenta que si la ves es como si me vieras y no me dirás que tengo una cara fea ¿verdad? esa foto es del mes de mayo de este año, me la tomó un muchacho joven como tú en París, cuando asistió a una lectura de poemas que hice en Ciudad Universitaria de allá.
Te dejo mil besos y gracias por escribir.

Silencio V_2.0 Release 3 dijo...

Pues mira que se ha borrado mi comentario, ahi va de nuevo.

Pues no se puede no autoflajelarse, de manera mental y/o psicosomática, yo ya llegue al nivel de cuchillazos y tenedorazos, pero creo en definitiva que escribir también es muy bueno para sacarse al chamuco.

MacVamp dijo...

Sigo leyendo y sigo tratando de entender, aunque como imaginarás, me cuesta un poquito de trabajo ;-)

Nunca he tenido los sentimientos que encarcelan y agobian a Consuelo (o que lo hacían), pero seguro que muchas mujeres se sentirán identificadas. Eso es consecuencia de la absurda culpabilidad, de ese sentimiento con el que tanto agobian y manejan sobre todo a las mujeres, o a la mayoría de ellas, desde que el mundo es mundo.

Un abrazo.

Mary Carmen San Vicente dijo...

Lety, a veces cuando te leo me da miedo, un miedo que conozco y a la vez ignoro, una sensación que no podría describir con palabras, porque cada relato me sacude y hay algo en mi interior que diría Paquita la del Barrio: "¿Estás leyendo inútil?" jaja qué comparaciones las mías ! Pero es que ir descubriendo a cada una de tus mujeres, es ir descubriéndose una en ellas, en diferentes situaciones pero con una misma esencia. Esta Consuelo me saca canas verdes jeje
No te imaginas cuánto me gusta leerte.

Dejo un cariñito, ya es la 1:00 p.m. y todo sereno.

Volveré

Besitossssss de fin de semana !

Lety dijo...

Me caes tan bien Silencio. Eso de los tenedorazos no se me había ocurrido, pero tal vez hubiera sido buena manera de enfrentar a esos "cucos" pero mira, salieron y desde afuera ya no son tan terribles. Sigue escribiendo amigo

Querida MacVamp, lo se pero aprecio mucho el regalo de tu presencia, alguna vez me decías que Consuelo te recordaba actitudes de tu mamá, tal vez sea esa la magia que nos une y me alegra. Gracias por continuar, yo se que otras de las mujeres se acercarán más a tí, ojalá que tengas la paciencia de esperarlas. Te abrazo

Este comentario mi querida MariCarmen, me llega directo al corazón, así me descubro yo en ellas, no te sucede a tí. Algún día volveremos a conversar de esta percepción. Y mientras tanto, gracias a Dios que tenemos tu casa para sacudirnos las truculencias de Consuelo. Vamos a dejarla descansar un rato y mañana ya leemos a Esther. Pero antes gozamos un ratito contigo.
Amiga mia te quiero muchisísisimo

noemi dijo...

UN saludo admirado después de haber leído tus letras. Pasaré continuamente a leer todo lo que salga de tus dedos en tecla para conocerte mas a cada paso.

Lety dijo...

Que tú me acompañes Noemí, será un honor y un placer. No se cual más grande. No se si estaba nuestra mente en sintonía, porque acabo de estar contigo en tu blog.
Gracias por venir en verdad, porque tú no lo conoces, te entrego este pequeño poema, a manera de presente:
Los granates sangre,
los pensamientos gotas,
mi vida agua,
la vierto entre tus manos.

Gabriela dijo...

Ya tienes la historia de Patricia que querías, mi Lety. Un beso y espero que te guste.

Lety dijo...

Jejeje, soy una traviesa, antes de contestarte ya fui a leer y vengo con el antojo de escuchar esos cantos de amor, los que nunca nadie se atreverá a cantar, a riesgo de perder la propia voz. hoy soñaré con Arturo y Patricia. Gracias por complacerme, Me dejas un beso, te devuelvo dos. Me gustó.

Orfa dijo...

Lety, yo aquí, ofreciendo disculpas por haberme ausentado un tiempo. Perdón, por ahí le expliqué a Gaby que ahora aparte de todo mi trabajo tengo un trabajito de medio tiempo, gracias a Dios, pero ya no navego tanto como antes.
Como dice la canción: "No es falta de cariño, te quiero con el alma" :)
Ay, no, esto de los kilos de más para mí es muy molesto, pero a la vez es un asunto mental. Cuando era adolescente yo me creía la niña más gorda del mundo, cuando me di cuenta de que no lo era (hace muy poco) empecé a perder peso, ¡sin hacer nada! El cuerpo hace lo que el cerebro le ordena. Si llenamos al cerebro de información negativa el cuerpo se encargará de moldearse de acuerdo a las órdenes que recibe.
Mi Lety preciosa, sigue escribiendo.
Abrazos, Orfa

Gabriela dijo...

Lety, siempre vengo, te leo, te releo, pero no siempre sé qué decir. A veces me quedo pensando en muchas cosas. La más importante. me gusta lo que dices, no porque sea 'bonito', sino porque es verdadero. Sale de la verdad. Habrás de perdonarme si a veces soy escueta. Por dentro, a veces soy silenciosa también. Eso no quita...
Muchos besos.

Lety dijo...

Querida Orfa, el placer de verte por aquí, borra las ausencias. Esta Consuelo, ya sabe lo que sucede, y sabes sigue atrasada con esto de los kilos, pero sus razones habrá. Tenemos que seguir descubriéndolas. Para mi que son miedos. Miedo a lo que es capaz de hacer si puede volver a "pavonearse", no es que sea bueno, sólo que es o puede ser. Te mando muchos besos y ven cuando quieras esta será siempre tu casa.

Gariela mi amiga querida:
Pensar que me lees ya es motivo de gratitud, saber que me relees, le da motivo y razón a cualquier confesión que estas mujeres hagan a través de mi teclado. Dos mujeres que se conocen y se presienten sin haberse visto nunca, como nos sucede a nosotras, es una bendición de Dios. Los silencios también hablan, así que usted sea como es, todo lo escueta que quiera, entre lineas te quiero y me siento querida también. Te aviso que ya llegó Esther, vino con suavidad, porque empieza...

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog