miércoles, febrero 01, 2006

El recital es el núcleo de la coherencia del relato

Desentrañar las impresiones tan ricas que he recibido a partir de la lectura de tu texto no es una operación simple. También la lectura es un caracol verdadero: la componen emociones escondidas, rincones sorpresivos.
Me tocó este texto de una manera muy especial, rara en mí y ahora que quiero comunicar lo que sentí no puedo darte, como suelo hacerlo, ni un análisis ni una sola imagen constituyente del sentimiento general. Los sentimientos fueron diversos y contrastantes, quiero insistir en esto para empezar.
Según yo, este objeto literario que has producido contiene un encanto, un calor altamente valiosos. Además logras un acto de comunicación muy fuerte: es y no es una novela autobiográfica, es mas bien un cuento de hadas largo pero es también un testimonio con un valor (te parecerá frío el termino pero me parece exacto) social grande.
Veo yo que lleva en filigrana un relato de sociología intima. Esta(s) mujere(s) se despliegan y se retraen como caracoles porque asumen muchas condiciones de su existencia particular, las reflejan, las reflexionan. Eso es muy bonito, tendrá un alcance fuerte como tal, como una pequeña filosofía de ser mujer…
Creo por eso que no es una novela (¡y no porque la escritura tenga fallas en si!): tu intención no era novelística en realidad. Y está muy bien.
También me permitiré señalarte (ya que ahora tengo la suerte de conocerte mejor) que no es un relato terapéutico, tu misma lo has de sentir. Un relato terapéutico tuyo, creo, pondría en escena demonios y ángeles, conflictos y reconciliaciones.
Tú diseñas hadas, figuras ambiguas, cuyos poderes son imprevisibles. De hecho a mi me gusta mas esta elección.
A esta materia emocional, lúdica e inteligente, muy densa, supiste darle una forma tremendamente relevante: el recital.
Creo que tu temperamento exigente, honesto y firme son cualidades además de humanas muy literarias. La manera con la que tratas el concepto del recital en “Entre Caracoles” evidencia que tu espontaneidad para escribir permitió que explotaras sin saberlo estas virtudes. El recital es el núcleo de la coherencia del relato. Si algunos pasajes no tienen mucha precisión (¡es tu primera novela!), la lectura se termina y se acaba (en el sentido estricto) porque logra ser UN recital. Tus personajes son puras voces, el proceso es un festejo de dudas, decepciones, intenciones, pensamientos, gozos.
Leer “Entre Caracoles” es como acudir a una cita en un café donde van a recitar y llegar a un acto sinfónico.
Tengo muchísima curiosidad en leer el cambio que hiciste en el primer y último capítulos (mándamelos por favor) porque creo que podrías optimizar mucho mas esta idea brindándole a tu recital ese director de orquestra de que me hablas, cómplice del lector como en los cuentos de hadas. Atreverte a enunciar el NOSOTROS desde el principio (no como planteamiento sino como POSIBILIDAD a la que el lector se podrá referir ; al final se percatará que en efecto has estando explorando ESTA posibilidad.
Querida Lety: que experiencia tan hermosa llevaste a cabo! Y cuantas cosas te hacen falta por recorrer en la escritura de otros textos. Por favor sigue escribiendo, sin que te importen los géneros ni las categorías. Tu plasmas emociones autenticas, eso es arte, eso es expresión potente. Escribe cuentos, crónicas, novelas, poemas, terapias, yo que sé … estudios antropológicos!
… Y mándamelos!!
Aquí en Francia tienes tu club de aficionados de tanto que ya he hablado de ti, mi campeona.Te quiero mucho compañera salvaje.Claire

20 comentarios:

Dra. Kleine dijo...

Wuo.
Me quedé muda!

Por Dios! eres toda una gran chica!

He visto las fotos, ohhh que lindas todas nena!
que historias que guardas en tu cabecita?

Lety dijo...

¡Mi Doctora Kleine! La extrañaba, que gusto verla por aquí y compartir las fotos, la historia y la vida con usted. Caminemos juntas Dra., voy que vuelo a su casa

flakon dijo...

Tanto tiempo...


Espero que esté muy bien, auqnue por lo fructífera de su escritura me parece que así es...


Directo a la fama me parece que va su camino... jajajaa...

Cuando llegue a destino, yo diré "ja, ella me escribió alguna vez.."

Bueno, más de una en realidad.


Un abrazo...

Lety dijo...

Y te seguiré escribiendo amigo Flakon, que aquí todos estamos expuestos a la fama, imagínate ante los posibles ojos de la red. ¡Cuándo acabamos de contar ese número de ojos!
Eres un buen amigo y se te extraña cuando te ausentas.
Te dejo un abrazo y te visito también

Tristán Estar dijo...

Una filosofía sobre lo que significa ser mujer, nada más ni nada menos.

Chihuahuas, Claire Frechet sí que tiene tino.

Tristán Estar dijo...

Oyes, por qué no pones las firmas completas de quien te escribe cada una de las cartas. Creo es lo mejor.

;)

Besos.

Lety dijo...

Tristán, se que me sigues en silencio, pero que me hables aquí me hace feliz.
No me atreví a poner sus nombres completos, porque no pedí permiso de subir las cartas. ¿Que piensas al respecto? La verdad que cada una me ha enseñado mucho, tú mejor que nadie sabes cómo ha ido cambiando el texto. A propósito, me darías permiso de subir la tuya?
Por favor, por favorcito.

Jorge dijo...

mujer,

dejeme le digo que aparte de admirarle sus letras que son fantasticas, le admiro su manera de vestir, le mostre una fotogria suya a mi madre, y entro envidia de la "buena" me encanta que mantenga viva la cultura de su pais, tanto en mente como en costumbres y vestimenta, le aplaudo mujer.

y a mi tambien me a sido un placer encontrarle, siempre es de sonrisas cuando se encuentre a una amante de las letras.

le mando un abrazo

Lety dijo...

Jorge, me siento aún más halagada al saberle tan joven. Me gusta sostener que la brecha entre generaciones no tiene razón de ser y usted me ayuda a corroborarlo.

Mil y mil gracias por ser tan generoso en sus palabras. Gracias por mostrarle la fotografía a su madre. Todas las de este blog son suyas.

Por favor siéntase en su propia casa. Le abrazo con afecto y gratitud

Tristán Estar dijo...

Pues mándales un mail. No tendrán problema en ello, ya verás. Además es mejor la firma que encontrarse un día con su palabra, así, a la deriva.

Y sí, pudes subir la mía, que al final ni es mía ;)

el blog de pepi dijo...

MI querida Lety, al fin me doy un tiempo para escribirte, he venido leyendo "Entre Caracoles" en el vuelo y me he quedado sorprendida con los primeros capitulos, justamente aquellos que me perdi por llegar tarde a esta travesia, me quede sorprendida porque siempre me hablas de las "similitudes" y de verdad leerlo me ha significado en cierta medida mirarme en un espejo, aproposito espejos sabes que siempre he pensado lo mismo sobre "verse" reflejada en uno, has podido llevar pèrfectamente a las palabras aquello que por años he tratado de decir pero no hayo como, al fin alguien lo ha hecho por mi...gracias querida Lety.
Te quiero mucho y te mando un abrazo grande y un beso.

Lety dijo...

Sea Pues Don Tristán, voy a escribirles a Maria Dolores, Norma y Claire para decirles que subí sus cartas, y preguntarles si puedo poner su nombre completo.

Y sobre todo, mil gracias por tu permiso para poner la tuya.

Este día me lo he pasado en las nubes de felicidad
¡A que no sabes! ya me llegó carta de Laura, Ay me muero por compartirla, pero estoy esperando permiso para hacerlo. Ojalá me escriba mañana.
Besos jovencito, cuídese y pórtese bien

---------------

Mi queridísima Pepi:

¡Ya estás de vacaciones! Saber que leíste EntreCaracoles durante el vuelo, me llena de gratitud, Dios mío, que regalos los que me dan ustedes. Esos primeros capítulos, creo que son los que le dan coherencia al relato y ponen sobre la pista de esas mujeres.
Me alegra hermanarnos en las similitudes y prestarte tu voz, como tu me has prestado la tuya en lo que relatas.
Te abrazo y te beso con muchísimo cariño

fgiucich dijo...

Estoy de acuerdo con Tristán. Debería Ud. poner la firma completa y no creo que necesite autorización. A Ud. le escribieron y es Ud. dueña de esos textos. Sigo viajando pero no dejo de leerla. Abrazos.

Lety dijo...

Don Fernando querido:

Le estaba extrañando. Me da gusto que disfrute de su viaje, pero más aún que no nos abandone. Gracias por decirme esto, pues si corregiré para poner los apellidos, pero de cualquier manera les enviaré un link a mis amigas, y conste que a usted también lo estoy esperando.
Reciba mi beso en la frente

Hannah dijo...

Hola, mi muy querida Lety: Ya he regresado y he actualizado el Blog, aunque lo he hecho con un tema de política nacional doméstica y quizá no sea de interés para ustedes... Ahora me queda ponerme al día en la rica y nutrituva lectura de las bitácoras amigas, pero "piano piano chi va lontano", que decía mi nona y que significa, despacio, despacio se llega lejos.

Es un placer reencontrarles de nuevo, y quiero agradecerte todos los "mimos" prestados. ¡Sabían rico!

Aún no pude contactar a José, no se me abre su página...

Bien, pues encantada de que nos volvamos a leer.

Un beso enorme

Hannah

Lety dijo...

Querida Hannah, es un placer tenerte de nuevo aquí. Los temas de política siempre son interesantes, lo único es que no me atrevo a opinar, precisamente cuándo son locales como dices. De nuestro amigo José no te preocupes, le hice llegar la información que me diste a su mail de contacto,para no dejarla en el blog.
La sabiduría de lo que te dice tu abuela, la comparten las abuelas mexicanas, así que paso a pasito llegarás lejos.
Te dejo mi abrazo cariñoso y te leo

Laura dijo...

Lety:
sos un espejo en el que se puede reflejar con total claridad la esencia femenina.

Besos

Lety dijo...

Laura querida, mañana me daré el gusto inmenso de ver tu nombre adornando la puerta de entrada a esta casa.

Te beso amiga hermana

alma dijo...

Puede que sea terapéutico todo aquello que nos hace recorrer nuestras espirales ocultas.
Un besote, Lety

Lety dijo...

Querida Alma:

Yo siento lo mismo que tú Laura, sobre todo si las recorremos con una escoba y un plumero, para ir limpiando sus rincones. Esto metafóricamente hablando, porque te confieso que los adminículos que menos uso en la vida real son esos, soy horrible, pero estoy negada para ese tipo de labores,como dirían algunos si pongo agua en la lumbre, se me quema.

Besos para tí ¡que bueno que nos encontráramos!

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog