viernes, febrero 24, 2006

La que motiva sonrisas en días difíciles, la que arranca piropos al más serio: MariCarmen

Mi querida Lety,
He sido muy afortunada por haber coincidido contigo en este infinito mar.
Esta historia me cautivo desde el primer momento, me he sentido identificada en muchos aspectos de la vida de cada una de estas mujeres, con sus historias, sus momentos amargos, sus días de felicidad y hasta sus penas y siento que has logrado brindarnos esa magia que es justo la que el lector necesita encontrar: Tomar la voz y la palabra y hacerla parte de nosotros hasta producirnos un escalofrío en el alma.
Muchos domingos en los que me acostumbré a leerte con toda calma y un cafecito recién hecho a un lado las cuestioné, las entendí, las sufrí, interpreté su actitud y sobre todo Lety, las viví. Y entonces dejaron de ser simples personajes que van guiando los relatos de una historia para convertirse en mi madrina, en mi madre sobre protectora, en la mujer que tenía que tomar decisiones, en la oprimida, en la que dejó escrita sus necesidades entre unas líneas mientras la voz de un cuadro la observaba.
Has escalado un peldaño muy importante y hoy puedo decirte que estás aquí sentada en mi casa, con mi familia, intercambiando piedritas con mi hijo, y a la vez yo estoy sentada en esa terraza divina respirando el aroma a tierra mojada de los macetones con las que ahora son “nuestras mujeres”.
A las personas como tu Lety, no se puede más que darles las gracias por haber abierto esa ventana y permitirnos, a los que con tanto agrado te leemos, el asomarnos para conocer esta historia que nos muestra la vida de diferentes maneras.
Este no fue el final, si no el principio.

Con mucho cariño,
Mary Carmen San Vicente IglesiasEstado de México, Febrero de 2006
***
En este fin de semana debiera haberse convertido en realidad ese cafecito con MariCarmen, pero razones que no vienen al caso lo posponen.
Me encanta cuando MariCarmen me dice las cuestioné, porque es cierto, incluso, cuando Esther la madre hablaba, creí haberla perdido y sufrí por ello. A lo largo de estos meses fue tan grato saber que los domingos guardaba un momentito para leerme, como tristes fueron los domingos en que no apareció, por culpa de alguna de mis mujeres.
Con ella se cumple lo que deseaba con este texto y con estas cartas. Estar sentadas una en la casa de la otra. Porque si se logró ser real ¿que más puedo pedir?
Concebí que la incorporación de las cartas, fuera algo como mostrarles la filmación, o los entretelones, que a través de ellas pudieran ver, que muchos de los comentarios o sugerencias fueron incorporados al texto y así poner de manifiesto ese sentimiento de realidad.
¿Es bueno esto, o una tontería? O será otra más de las cosas que me suceden, donde por falta de escolaridad, en las que invento el hilo negro, sólo para venir a saber que ya estaba inventado. No lo se, aýúdenme a entenderlo.
Ay se me pasaba decir que amo a mi Hooligan, a Lady Pubertiana y al Susodicho también, jeje, aunque se encelen mi gordo y MariCarmen, que le vamos a hacer.

16 comentarios:

Wilhemina Queen dijo...

Yo creo Lety, que más que entender lo mejor es "sentir", y tú tienes una forma maravillosa de sentir la vida y todo lo que ella nos trae.

mil besos

Mary Carmen San Vicente dijo...

Ayyyy Lety, qué bonita sorpresa otra vez encontrarnos aquí, me siento importante ¿Alguien quiere autógrafo? jeje

Lety, el hooligan, lady pubertiana, el susodicho (esta vez tiene permiso) y yo, todos en esta casa te tenemos un cariño grandísimo. Perdón a tu gordo, pero qué le vamos a hacer ¡nos queremos! jeje

Me encantan estos entretelones.

Ahhhhh por ahí en la carta se me barrió un Has con s y era con z, no fue error de dedo, fue error de neurona.

Un besito !

Dra. Kleine dijo...

Y dicen que no hay Gente ilustre por aquí?

Ilustrísimos todos wuoo!
Y yo tan pequeñita. Que bonito se siente mirar pa arriba.

Lindo en verdad!

noemi dijo...

Iban a verse y no me invitaban?
Sniff, con lo que tengo de ganas de verlas a las dos :(

Mary Carmen San Vicente dijo...

Oye Kleine, no veas para arriba porque me vas a ver los chones ! chuuu chuuuu ande a ver a otro lado.

Ahh Noemí, hasta crees que te vas a escapar, de que conocemos a Lety la conocemos, así nos la tengamos que secuestrar ;)

Lety dijo...

¿No te digo Verónica?
Ustedes mis amigos me reconcilian con la vida y con mis limitaciones, ¡como no ser feliz de esta manera!

Besos agradecidos

---------------

Claro que hay gente ilustre mi doctora ¿acaso no anda usted por aquí?

Que tal si se suma usted con Noemí y nuestra MariCarmen y nos tomamos el próximo fin de semana un café en un algún lugarcito acogedor en el D.F.? Ustedes podrán recomendar alguno estoy segura, digan que sí por favor, las tres y a lo mejor nos acompaña el Tristán, Raquel y Doña Maria Luisa, la que ya es, y todos los que quieran y puedan
que les parece? Capaz que hacemos hasta tarde lectura

Queda lanzada la convocatoria...

Lety dijo...

Noemi querida, ya quedaste incluída al contestarle a nuestra Doctora Kleine, sería hermoso reunirnos, ya anticipo la emoción y el disfrute.

Si se animan, no dejaría de ir el próximo fin, palabra de honor.

Y la verdad nuestra MariCarmen no me había dado el sí, te lo confieso.

-------------

Ay MariCarmen, justo estás dando el sí, que emoción, entonces qué, para el próximo fin, o prefieren entre semana, digan el día y yo me organizo de volada.

Mientras tanto las uno a todas en un gran abrazo

Hannah dijo...

... y yo tan lejos, al otro lado del charco, pero me siento cerca de ustedes. Un abrazo enorme e inclusivo para todas

Hannah

Lety dijo...

Hannah queridísima:

Tu no estás lejos, tu estás aquí aposentada en mi corazón en donde además habita la certeza de que si no vienes, yo he de visitarte un día no lejano

Laura dijo...

Lety:
a veces no tomamos el cafecito y la verdad es que se siente la falta...
Los amigos son un tesoro realmente, son como una semilla que debe regarse dia a dia.
Linda amistad la tuya con Maricarmen

Lety dijo...

Laura, pues la amistad con MariCarmen es la misma que contigo, ¿podrás creer que mis ojos no la han visto?
Ella sienta mi espíritu en su mesa y yo la llevo conmigo a la terraza, tal como tu me llevaste en tu viaje y yo te llevo aquí en el pecho.

Raquel Olvera dijo...

Por más que corro no te alcanzo mi Lety. Así ha de pasarles a las mamás. Alla me lo haiga

Lety dijo...

Ay Doña Raquel y tengo tanto que platicar contigo. Será la semana próxima porque esta me quede con las ganas.
Hoy subí carta de tu amigo Tristán ¿tengo permiso de subir la tuya?

indianguman dijo...

jajaja... "invento el hilo negro"... no, pues no, yo creo que la gracia de todo proceso es vivirlo, y en ese acto inventarlo. Mejor si la teoría viene luego, adquiere otro cariz.
Hago mías las palabras de Maricarmen, en el sentido de que la historia la hice mía, a ti también.

Besitos

Lety dijo...

IndianGuman, Indiancita, con enorme cariño. Soy tu amiga para siempre de verdad. Ni te preocupes que para la teoría ya ni tiempo tendré, jeje,je, así que seguiré inventando lo que ya está inventado. Pero tu carta no podrá faltar en esos entretelones, por favor, por favorcito, la estaré esperando, mientras tanto, besos otra vez

Lety dijo...

IndianGuman, Indiancita, con enorme cariño. Soy tu amiga para siempre de verdad. Ni te preocupes que para la teoría ya ni tiempo tendré, jeje,je, así que seguiré inventando lo que ya está inventado. Pero tu carta no podrá faltar en esos entretelones, por favor, por favorcito, la estaré esperando, mientras tanto, besos otra vez

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog