martes, mayo 30, 2006

Ignacio Javier Javier-Ignacio VI

Nuestro Padre Dios, a quien a veces llamamos fortuna, o buena suerte, permitió que Sergio el doctor tuviera plasma cuando Nacho llegó tan grave a su consultorio, ya que en ese pueblito que es Pochutla, hubiera sido imposible conseguir sangre de su tipo, para transfundirle en ese momento. Ni siquiera recurriendo a su flamante unidad hospitalaria, de cinco camas por ese entonces.
Asi que tener plasma fue parte del milagro, porque sin plasma nada hubiera podido hacerse.

Aún así, mientras el goteo caía lento y seguro, era difícil adivinar si Nacho saldría de la inconsciencia, por lo que Sergio decidió, así me lo dijo, que era bueno, que por lo menos se fuera completo y se dedicó a unir nervio a nervio y cada vena y arteria, por minúsculas que fueran, reparó así, concienzudamente, la mano limpiamente cercenada.

Apenas había terminado de suturar la mano, cuando en medio del shock, Nacho se incorpora y con la mano buena, trata de alcanzar algo lejano, con los ojos abiertos como platos, además habla y le dice:
—Veo a Dios...—
—y hay Ángeles...—
Después continúa preguntándose a sí mismo:
—¿son Ángeles?—

Me comentaba Sergio:

—Ya te habrás imaginado mi espanto, Jorge afuera, aporreándome la puerta y amenazando con matarme si no salvaba a su hermanito y Nacho, empezando a adentrarse al Paraíso—.

Lo que yo creo en lo personal, es que Dios tuvo misericordia de Sergio, pero además mostró Su Infinito Amor por Ignacio, porque a partir de ese momento, dice Sergio que empezó a recuperar sus signos vitales y con ellos, la vida y la conciencia. ¿Empiezas a entender por qué te digo que la vida de tu papá fue especial?

27 comentarios:

pekerm4nn dijo...

que bueno un padre así...lo que puedo decir del mío es que fué esencial sí, ya que él aportó una parte de lo que hoy me forma, y mi madre la otra...mas allá de eso, podría decir que soy un hijo de la naturaleza, y nada me puede hacer más orgulloso...

Lety dijo...

Hola Pekerman:
Fui antes a tu casa y leí entero el post anterior a tus pinturas.

No creo en las coincidencias, creo en lo Providencial y se que existe una razón especial para tu presencia aquí.

Ojalá quisieras continuar viniendo, la historia de Nacho podría tener muchas coincidencias con tus experiencias, las que leí.

Dejo mi mano tendida en amistad hacia tí y también la puerta abierta

pekerm4nn dijo...

que tal lety, por supuesto que seguiré viniendo...uno siempre vuelve a los lugares donde encuentra paz, buena onda, historias simples y llenas de magia...no recuerdo que fue lo que me trajo acá, pero desde ya agradezco tu invitación y a la vez agradezco tu visita a mi casa...
esas historias que ves en mi blog son historias de mi adolescencia, llenas de experimentación y demasiado ocio, jaja...pero seguro que todas te dejan algo rescatable, un ladrillo que va construyendo nuestros castillos, no los de arena, los mas duraderos...
te dejo un beso!

Eleonaí dijo...

Hola Lety:

Muy fresca tu forma de narrar, escribir para el pequeño Nacho, sobre Nacho, tu hermano. Una forma de llevar la nostalgia.

He pasado por Pochutla, no sé cuantas veces. Mis hijos han pasado más veces por allá, para llegar a esas playas del Pacífico.

Disfruté tu galería. Esas esquinas de Oaxaca de Juárez. Vi el plano de la ciudad, allí está la calle de Mina, donde nací. Las pinturas de Leyva y de Morales. Las grecas de Mitla. La Tehuana. Las Tuxtepecanas. Las tortugas en Mazunte...

Lety dijo...

Hola Pekerm4nn:

Pues no se hable más, ya somos amigos y estoy feliz de saber que volverás.

Pues ya te dije, Nacho vivió esas experiencias mucho más allá de la adolescencia, ya te enterarás,

Yo también te dejo un beso

Lety dijo...

Hola Eleonaí:

Pues mira, por primera vez nos estamos reuniendo paisanos en esta casa.

Ya vi que te gustan los viajes y la fotografía, por favor estás en libertad de tomar alguna fotografía que te guste, para eso son.

Gracias también por tus palabras acerca del texto, ojalá que te haga volver.

Para tí un cordial abrazo

noemi dijo...

¿Y sí le "pegó" la mano?

Besitos :)

Eleonaí dijo...

Paisana:

Volví. Y pronto.

Cuando leía tu relato sobre la herida de Nacho, recordé a mi hermano. Él era médico, cirujano especialista en atención precisamente de esos casos críticos. Él se fue cuando tenía 37 años, hace 13. Eso recordé. Vivía en Moclova, lo trajimos en un avión a Oaxaca. Está en el Panteón Jardín. La última vez que fui para allá, lo visité. Su nombre y simprevivas cubren su tumba...

almaenamorada dijo...

y entonces..quedo de su mano bien completamente???

que dificil situacionnnnnnn..!
=(

Ay..! si veia angeles tu hermano..si parecia que se aproximaba a otros lugares.. y sin embargo.. regreso..!!
Un milagro..!

Me quedo con el corazon latiendo a mil por tu historia..amiga..espero lo siguiente..


saluditos! lindo martes!!
=)

Lety dijo...

Hola Noemí, le pegó, le pegó, pero eso no es todo, hay más, mucho más con Nacho

Para tí también hay abrazos, muchos abrazos


------------

Hola Eleonaí, cada ida y vuelta nos vamos haciendo más amigas, así que es bueno que volvieras, porque no es coincidencia ¿verdad?

Ni siquiera sé como llegaste a tu casa, pero ya ves, fue en el momento exacto. ¿te digo algo más?

Si fueras al primer post verías que Nacho murió a los 37 años, no en esta ocasión, pero lo perdimos

Lety dijo...

Alma Enamorada amiga mía:

Lo mejor de todo es que el milagro fue compartido, porque gracias a él, mi esperanza se acrecentó y cuando al fin Nacho se fue, pude verlo irse con mayor serenidad.

Te mando mi abrazo enorme y nos vemos pronto, me voy ahora para tu casa

abril dijo...

Ya he llegado al final, lei el primero cuando lo publicaste, pero me pillastes en un mal momento, ultimamente mi vida ha sido un poco caos, (lo conte en dos post cortitos) y no tenia ni tiempo, ni animos, ahora mi vida ya esta mas calmada, espero que dure mucho y hoy frente a una taza de poleo-menta me los he leido y comentado todos, creo que cuando le regales tus escritos a tu sobrino te lo agradecera eternamente.
Este ultimo me parecio milagroso, pero la vida a veces te muestra el final, para que intentes alejarte de el.
Seguire leyendote.
Mil besos.

fgiucich dijo...

En los momentos más terribles de la vida, siempre buscamos a Dios, como nuestro último recurso. Abrazos.

Eleonaí dijo...

Hola Lety:

Cuando escribí mi comentario, ya había leído todos los post sobre tu hermano, lo que le platicas a tu sobrino.

En anteriores ocasiones me ha pasado que me confundan de género. Para evitar esa confusión, te invito a disfrutar del postre de esta comida poblana:
http://viajesdeeleonai.blogspot.com/2005/11/comida-poblana-las-cuatro-y-cuarto-de.html

Te segiré leyendo.

Lety dijo...

Querida Abril:
Acabo de volver de tu casa y regresé alegre. El cuestionario me encantó y voy a contestarlo. La imagen que tienes en el post de tu niño es bellísima me parece reconocer el estilo de Gustav Klimt, que es uno de mis pintores favoritos, pero más bello aún es que tu niño recuperara su salud.
En el post para el y para ella me hiciste reir por inesperado, pero no te dejé comentario.
Estoy muy agradecida porque te tomaste el tiempo para leer todos los post de Nacho.
Estaré feliz también de que sigas leyendo, esta es tu casa y yo soy desde ya, tu amiga

Lety dijo...

Don Fernando amigo mío, mil y mil gracias por su presencia y por sus palabras, siempre valiosas para mí y también agradecidas.

Mi beso en la frente con todo respeto.

Lety dijo...

Eleonaí amigo mío:
No volveré a equivocarme, gracias por sacarme de mi error y por ilustrar mi ignorancia respecto al origen de tu nombre.
Leí con gusto ese post, pero vuelvo a tu casa para seguir leyendo.
Precisamente este blog es el que elegí para seguirte, de entre todos los que tienes.
Será un placer seguirte viendo y toda mi gratitud por el tiempo que le dedicaste a leer todos los post de mi terrible Nacho.

Recibe mi saludo cordial

Jose SANCHEZ ZOLLIKER dijo...

Querida tía espiritu bello:
Excelente la serie de Javier Ignacio. La he disfrutado después de mucho no estar por acá. Y muchas gracias por pasarte por mi nueva casa y tus siempre constructivos comentarios... Espero te haya gustado. Recibe un abrazo cariñoso y nos seguimos leyendo!
JSZ

Lety dijo...

Ay José extrañaba ser tia espíritu bello.
Es un nombre que me llega al corazón.

Y por coincidencia, mientras tú estabas aquí yo andaba por tu casa leyéndote, regresé encantada de verdad.

Te deseo un feliz regreso y buena salud y te dejo mi abrazo enorme.

indianguman dijo...

Amiga espíritu bello, qué nombre te pudiera quedar mejor...

y no cabe duda de que es una historia especial. Será que en ese momento tu hermano habló con Dios y acordaron que no era aún su momento de marcharse.

y su mano? logró recuperarse?

Besos y el mail te va prontito!

Lety dijo...

Querida IndianGuman, Ignoro si cuando escribo comentarios a tí te llega algún mail, me gustaría creerlo, pero creo que van a dar a mi propio correo, no se si puedo hacer algo para cambiarlo.

Pero me gustaría encontrarte todavía sentada en tu compu, para hacerte llegar mi abrazo.

Prometo subir mañana la continuación de la historia y ¿verdad que si?
la historia es especial y también ese hermoso nombre que me regaló José Sánchez Zooliker es hermoso, aunque no lo sea, me gozo en que llame así.

Te quiero amiga mía,y esperaré ese mail. Besitos a Cami

Peggy Bonilla dijo...

Lety

...Escribo o ando "socializando", lease ( lecturas de textos, entrevistas, talleres) por eso me he tardado en leer estos últimos post. Gratamente sorprendida. Qué manera de narrar; más allá de la historia, -que es buenísima- !me captura tu pluma!

Flores para ti.

Lety dijo...

Hola querida Peggy:

Me da un gusto enorme reencontrarnos. Por tu silencio imaginé que has estado muy ocupada, aunque debo confesarte que he estado igual, porque Casa Cid de León ha reclamado mi tiempo y protestado por mis olvidos. Y luego he aprovechado también para escribir un poco más. Decidirme a mostrarles este anecdotario, que ya tiene once años de escrito, representó darle una desempolvadita, y al hacerlo, tuve que escribir algunas otras anécdotas, creo que el encierro sirvió para concentrar recuerdos, pero algunos son tan difíciles que no se si me atreveré a subirlos, pero me hace bien escribir, eso lo veo.

Te dejo un abrazo agradecido por tus generosísimas palabras.
Cariñosamente

blueberrie dijo...

La vida no lo dejó ir; tantas cosas estarían reservadas para él. Será que la merecía y mucho.
Besos, Lety.

Lety dijo...

Hola Blueberrie:

En ese momento no, querida amiga, ´pero sucedió no mucho tiempo después, sin embargo al menos conoció la dicha de tener un hijo y lo gozó por algunos meses

Besos para tí

Dilaca dijo...

Lo que nunca me podré explicar, es por qué Dios para algunos y para otros no.

ARACELI G.P. dijo...

Porque como Dios está dentro de nosotros, se revela solamente a los que nos atrevemos a mirar dentro para sincerarnos y buscarle, creerle y amarle.
Y qué gran milagro nos comentas...
PD. Me atrasé mucho pero vuelvo para leer todo y cada capítulo, no me lo pierdo.
Un abrazo.

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog