viernes, agosto 11, 2006

Ignacio Javier, Javier-Ignacio XXVIII

Vuelvo ahora a lo mío, a mi tarea, porque por tu edad, no tardarás mucho en saberlo y creo que ya es tiempo que te cuente un poquito de lo que sucedió durante el tiempo que Nacho estuvo en la cárcel, ya llegaremos también, a mi manera desordenada, a las razones para ello.

Yo le visitaba con frecuencia, aunque tenía que preparar mi ánimo cada vez que iba, no porque viviera en condiciones inhumanas. No, mi madre en ese sentido se aseguró de que Don Conrado, ya te he contado algo de él, se convirtiera en el empleado personal de Nacho, le visitaba tres veces al día para llevarle la comida, que tu tío Agustín y yo le enviábamos desde el Marques, el restaurante en los portales del Zócalo.

El consentimiento ni siquiera en ese lugar desapareció, a petición de tu abuela, nosotros teníamos que enviar alimentos para tres personas: para Nacho, para un amigo suyo que también estaba encerrado y para otro preso, que les servía de secretario llamémosle así, y liberaba a Nacho y a Fernando, de los menesteres de limpieza y le ayudaba con su tienda.

Si, su tienda, porque vivía en un espacio especial, no en las celdas de los demás presos, creo que a este espacio se le consideraba de distinción y ahí le permitieron montar una pequeña miscelánea.

La intención de esa tienda, no era tanto obtener una ganancia, sino el que Nacho tuviera a la mano, cualquier antojo que pudiera apetecerle, como refrescos, galletas, papitas y demás comida chatarra, además preparaban tortas y sándwiches para su venta y al mismo tiempo él y Fernando, alojados en el mismo espacio, podían comer lo que les apetecía.

Dentro de la tienda tenían una mesa de coca-cola con sus sillas que hacía las veces de comedor para ellos, y una pequeña recámara para los dos, pero un verdadero trabajo, algo que en realidad ocupara su cabeza y su tiempo no lo tenía, así que tuve una feliz ocurrencia.

Siempre he tenido la idea de que en nuestro país lo que sobra son profesionistas mal preparados y lo que hace falta, como el agua, son técnicos y artesanos capaces. Él estaba en un lugar privilegiado para invitar a muchos a trabajar, para ser útiles y hacer su tiempo más ameno. Ahí existió un taller de herrería que a la fecha estaba abandonado. Yo lo animé para que tramitara su reapertura y le ordené su primer gran trabajo: doscientas sillas de herrería para el Marqués. La idea prosperó y cuando él salió, estaba tan encanchado con este trabajo, que fue su nuevo modus vivendi.

Así que trabajó duro como te digo, además leía mucho la biblia y un libro de oraciones que le llevé. Eran mis tiempos de catequista, así que me resultaba grato mirar que al tomarlo entre las manos, ya se abría solo en una oración de humildad.
Esa virtud, antes del encierro era la que menos figuraba entre los dones de Nacho.
Como vez el retiro en ese lugar a pesar de lo doloroso, estaba rindiendo frutos buenos para su vida.

22 comentarios:

fgiucich dijo...

La cárcel, por más alojamiento VIP y comida casera que se pueda recibir, debe ser una experiencia nada agradable. Y hay una constante en casi todos los habitantes de las cuatro paredes: la búsqueda de Dios. Abrazos.
PD Espero que siga bien. Vale

Laura dijo...

Hoy justo comentaba con mis alumnos lo terrible que debe ser el cautiverio. La misma naturaleza humana implica la libertad, la libre decisión. Sin embargo es el mismo hombre el que se empeña en matar esta libertad con sus actos, no?
Coincido con Fer y Marechal en que el único modo de trascender ese encierro, ese cautiverio, y ponerle alas de libertad a la vida es saltando, aferrandose a Dios como a un globo aerostático que nos devuelva la felicidad.

Besos

nika dijo...

siempre he pensado mucho en el tema de la cárcel, y en el hecho de que por más "comodidades" que tenga una persona mientras pasa allí el tiempo que haya de pasar estará privada de su libertad, y eso debe doler mucho.

te sigo leyendo.

abrazos

Lety dijo...

Hola Don Fernando, pues si, y además ese difícil trance puede servir para reflexionar profundamente en la propia vida y en los cambios necesarios, Nacho lo estaba haciendo, desgraciadamente el amor mal entendido, los llevó a presionar porque saliera, antes de tiempo y digo antes de tiempo, porque salió sin estar preparado y nada cambió en su vida.

-------------

Hace un tiempo tuve la oportunidad de estar en Ciudad Juarez en un encuentro y me tocó ir a leer a la cárcel. Al salir un preso me dió un papelito doblado que decía que mientras yo leía, el se había sentido libre.

Lloré de gratitud por ese regalo, ellos tenían un taller de poesía y habían editado un libro, en este momento se me escapa el nombre pero era muy representativo y bello.
Quisiera ir a buscarlo para escribírtelo, pero retrasaría mi respuesta.

Te dejo miles de besos mi querida amiga


-----------

Si querida Nika, pero sabes, yo creo que si se busca que el sufrimiento fructifique puede lograrse, es un tiempo para la reflexión, para la interiorización, no para el vuelo exterior. En Nacho yo vi que funcionaba.

Te dejo un abrazo enorme y agradecido por tu presencia, yo he vivido días un poco complicados ultimamente por eso no he cumplido con agradecer las visitas, pero ya vuelvo contigo.

Besos cariñosos para tí

Dilaca dijo...

Detrás de la anécdota adivino la fortaleza familiar.
Admirable.

Lety dijo...

Hola Dilaca, ¿cómo sigue esa belleza que arribó a tu vida? Un ángel en verdad.
Y si, vuelvo a las anécdotas difíciles, esta fue preámbulo, podría seguire escribiendo tantas, pero ya no quedan muchas por ahora,en la próxima les subiré una fotografíade javier que no logré subir ahora.

Te dejo mi abrazo cariñoso por partida doble ahora para tu encanto.

almaenamorada dijo...

Dificiles lecciones de vida..
Dificiles y llenas de mucho aprendizaje..forzoso..(en cierta forma).

Un enorme saludito para ti amiga, Lety!

Hada Morena dijo...

Saludos Lety:

No por ingratutid, sino por otras razones no había podido llegar hasta aquí.

Ahora a ponerme al día... con las aventuras de Nacho.

Un abrazo enorme!

queeny dijo...

Hola Lety, tanto tiempo, espero que estes muy bién... muchos cariños pata toda tu persona... múaks :D

tyare dijo...

Querida Lety!! Mucho tiempo que no te visitaba, pero siempre me recuerdo de ti. Pasar por situaciones dolorosasnos nos hace más fuerte y el estar privado de libertad, como es el caso de tú hermano, aveces hace volar todas esas cosas que en plena libertad se mantienen guardadas. Que bien usó su tiempo, muchos en su lugar lo desaprovechan. El lo hizó muy bien, se ayudó y ayudo a otros también. Encantada te encomendaré al padre Hurtado, el decia " contento, Señor contento!!!" . Lo mismo para ti: contenta Lety contenta! Besos.

Freyja dijo...

me he permitido entrar en tu mundo y es bello
ojala no moleste mi saludo, un abarzo y un lindo domingo


besos y sueños

Lety dijo...

Alma Morena, querida amiga, mira, ando por otros rumbos y descuidando el calorcito de esta casa.
Perdón por la tardanza y gracias por las palabras.
Difíciles lecciones es verdad, y la mata sigue dando, ya verás amiga...

Besos para tí


------------

Hola querida Hada Morena, en medio de mis penurias, te extrañaba, pero verte regresar es motivo de sonrisas.

Yo también me voy por tu casa

Lety dijo...

Queeny hermosa niña, en verdad que ha pasado tanto tiempo, pero no te olvido y me alegro que tampoco tu lo hagas.

Te mando besos al doble de los que dejas tú y me voy a visitarte ¿sigues escribiendo, o sólo viviendo?

--------------

Querida Tyare, en este caso, el dolor no se refiere sólo a Nacho, mi experiencia actual también es dura, pero enriquecedora.
En el otro blog las razones para la oración, después de leer la maravilla acerca de tu mamá.
Siempre pienso en ustedes con enorme cariño

Lety dijo...

Querida Fredya, tu nombre por supuesto no me es desconocido. Nos encontramos muchas veces y he leido tus comentarios.
Es muy grato que vinieras, soy feliz cuando sumo una amiga.
Ya fui a tu casa, no escribi, sólo elegí el que será mi blog consentido de entre los tuyos.
Te dejo un abrazo, la puerta abierta y mi mano tendida en amistad sincera.

blueberrie dijo...

Un abrazo cariñoso linda Lety! Admiro esa manera directa Y delicada de contar una anécdota tan difícil. Besos y cuídate!

Lety dijo...

Hola Blueberrie:
Hoy me porté bien y cumplí mis visitas, estuve por tu casa, encantada de leerte.

Mañana con el favor de Dios tendremos una nueva anécdota de nuestro Nacho en la entrada, y ahora si se va acercando la hora de entregarle el anecdotario a Javier, que Dios permita que lo viva como ustedes

Te dejo muchos besos

indianguman dijo...

cada dolor viene con su lección incluída, pues

Sigo atenta

Besos mi amiga

Lety dijo...

IndianGuman querida:

Ya sabes que importante eres. En quiero decir... hoy cambiaré el post, estaba aguardándote.

Besos cariñosos, por cierto el último poema sigo trayéndolo en la mente.

Te abrazo querida hermana

Olie dijo...

Querida Lety:

Nada más tremendo, como experiencia, que verse privado de libertad.
Por eso, el gran escape es abrir las alas de la mente, del alma y del espíritu.
Y el encuentro con Dios aparece por añadidura.
Interesantes tus relatos, éste y el anterior.
Por otra parte, ratifico una simple verdad del Derecho Penal: "todos somos delincuentes potenciales".

Besos:

olie
14 agosto/2006

pekerm4nn dijo...

"la vida es una carcel con las puertas abiertas..." dice Calamaro en una de sus letras, una de las mejores (la media Verónica) y tal vez así lo sea... de todas maneras, el ser privado de la libertad debe sera algo muy duro, alo que creo el hombre se termina acostumbrando, así como los animales, aunque siempre existen los salvajes de verdad, que prefieren morir antes que llegar a eso...
particularmente yo, creo que no podría acostumbrarme, aunque estoy seguro de que muchos sí lo harían, y aún más, sacarían provecho de esa situación, por más deprimente que fuera... para ello existe la esperanza, y algo mas fuerte, muy profundo y superior a la vez, la fé en Dios.

Lety dijo...

Sin embargo querida Ollie, no hay peor pérdida de la libertad que la del espíritu. Mientras este se mantenga libre, nada está perdido y Dios en nosotros.

Te mando un beso enorme y cariñoso

----------

Hola mi amigo Pekerman:

Leer este comentario tuyo, me llena de alegría,porque me hablas de fe, de capacidad de adaptación y de esperanza.

Grandes conceptos estos pero sobre todo verdades que poseemos en gran medida y que manejas con la misma sencillez con la que yo escribo.

Te dejo mi abrazo fraterno y cariñoso

ARACELI G.P. dijo...

Estoy totalmente conmovida, por todo lo que buscaste hacer por tu hermano, por todas esas excelentes ideas para ocupar el tiempo de tu hermano y tu afán de que conociese a Dios.
Me conmovió igual el recadito que te dio el preso :'(
Sabes, yo tengo un hermano preso y quisiera que fuera libre al menos en espíritu; es verdad aunque se aferre uno a Dios tiene que hacerlo no solo desde la prisión, el amor a Dios es un proceso, es un aprender día a día a amarle y no olvidarle, en las buenas y en las malas.
Bueno, g racias por hacernos reflexionar...
Un abrazo.

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog