miércoles, marzo 15, 2006

Carolina, IndianGuman

Querida Lety, compañera de jornada:


Dejo decantar pensamientos y sensaciones –de una manera que aprendí, por cierto. de ti- y por fin manan las líneas de esta carta. Antes que nada, agradecerte, no sólo por compartirnos tu novela, sino por prodigarte entera con ella. Es algo poco común poder vibrar con el autor de una obra, sentirse conectado en carne y huesos.

Leer Entre Caracoles fue empaparme de un universo profundamente femenino, nostálgico, texturado y sutil; fue embarcarme en un viaje submarino marcado por la cadencia de la espiral, de los caminos que alternan y que confluyen como el discurso en el diálogo. Creo que la novela presenta una combinación exquisita entre ese mundo sumergido y una mirada inquisitiva, y lúcida que, sin irrumpir bruscamente, va entregando sus tesoros, como maravillas (ah, o monstruos también, a veces) rescatadas de a poquito, desde ángulos diferentes, repasadas y recolectadas como piezas importantes que finalmente fluyen encontrando su cauce.

Y cuando digo que leerla fue como estar en viaje, quiero decir que tu palabra tiene el poder de incluir y conjugar al lector, de hacerlo partícipe de sensaciones, recuerdos y razonamientos, que se van construyendo conjuntamente, de manera accessible y natural como tu escritura (una vez te dije que al leerte era como que lo escrito “lo estuviera pensando yo misma”). Sabes desnudar la anécdota para dejar lo esencial de personajes y situaciones, de una manera depurada, crítica, inteligente, con una prosa pausada, poética, deliciosa.

La novela es profunda, sensible, honesta y BELLA en forma y contenido. De las voces de tus mujeres queda para mí finalmente el milagro, la simpleza, del amor, la sabiduría de mirar la propia vida en busca de reconciliación, integración, sanación, entendimiento, aceptación. Un mensaje luminoso, optimista, espiritual: nosotras las simples mortales, llenas de defectos como somos, siempre podemos mejorar, re-narrar la historia y hacernos así un poquitito diosas.

Pienso que las cosas sólo se vuelven cabalmente ciertas al decirlas en voz alta; ahí escapan, dejan de ser sólo nuestras y nos dejan vulnerables. De ahí tu valentía. Por ella, todos hemos ganado.

Infinitos Apapachos, amiga!


Carolina, Indianguman.
***
Como título basta su nombre, IndianGuman, el que ella eligió para su blog. Conocerla, todos sabemos quien es y la maravillosa forma en que escribe. Conozco su nombre real y me gusta, pero los uno, tal como hace ella en su carta.
Mi afecto nació, cuando habiendo llegado a esta su casa un poco tarde, empecé a descubrirla por los rincones, dejando huella de su presencia hasta en el post más empolvado. Lo sacaba a airear y me daba ánimo. Yo había hecho lo propio en su espacio y cada momento ahí, me habia enriquecido. Leerla es un placer y ustedes lo saben, identificarnos con ella un regalo.
No puedo dejar de maravillarme del grupo tan entrañable de amigos que hemos conjuntado. No creo que nadie pueda atreverse a decir que por no habernos mirado a los ojos, el afecto no nos une. Y hablo en plural, porque creo que esto que siento lo sienten ustedes.
En Carolina, con el mismo afecto, los abrazo a todos.

12 comentarios:

indianguman dijo...

Yo también me maravillo y sabes lo agradezco tanto tanto. Tenernos es un tesoro.

Gracias, te quiero!

el blog de pepi dijo...

Querida Lety, quien mejor que Indianguman para llevar a la palabra escrita todo aquello que esta humilde amiga tuya no puede expresar, mis palabras son torpes en comparación y por eso me uno y hago también mios esos sentimientos que provocan tus mujeres.
Un beso grande.

fgiucich dijo...

Qué bueno es sentirse acompañado en esta travesía y encontrar entre los caracoles a estas dos amigas tan queridas que enriquecen con sus letras nuestro especial mundo bloggero. Abrazos para Lety y Carolina.

Laura dijo...

Lety:
me maravilla la dupla que haces con Carolina. Son dos piedras preciosas y, como dice Carolina, tenerse es un tesoro, vaya que sì.

Nada tenías que enviarme pero lo espero ansiosamente. Soy muy curiosa y me encantan las sorpresas y si vienen de vos debe ser maravilloso.

Estoy en deuda contigo

Besos

Lety dijo...

Querida IndianGuman, no dejo de darle gracias a Raquel que me lanzó por este camino, tanto el de la poesía como el de los blogs. La maravilla está en que siendo esto un cosmos pudimos encontrarnos y hermanarnos.

Besos

------------------

Queridísima Pepi:

Por supuesto que las palabras de IndianGuman son hermosas como todo lo suyo, pero no le restan un ápice a lo que tú puedas decir, porque precisamente en nuestra diversidad y en el respeto por la forma de expresión de cada uno de los que aquí nos conjuntamos está la riqueza y la maravilla de nuestra amistad.

Así que por favor olvida eso, cada palabra tuya es valiosa para mí y no perdería ninguna ni de Indian ni tuya, que para eso tengo un corazón de condominio, jejeje.

Además las circunstancias de vida son distintas, nuestra ubicación geográfica lejana y no obstante a veces las experiencias se tocan de una manera singular, como en nuestro caso ha ocurrido. ¿No es así?

Lety dijo...

Querido Don Fernando:

Comparte usted la teoría de que todos somos caracoles?
El silencio que usted ha dejado salir, es también una espiral que asciende y hace camino. Usted lo sabe bien y aquí estamos estas dos mujeres a las que usted ha distinguido con su invaluable amistad,

--------------

Queridísima Laura, las deudas no existen, sólo el afecto, se lo decía antes a Maria Luisa y se trata sólo de un libro dedicado con mucho amor.

Cuando nuestra querida Carolina dijo "tenernos" estabas incluída tú, porque el afecto es de todos y el percibirnos como seres reales también, así que las piedras preciosas no son dos, sino muchas y pensarlo me ha recordado que cada gema tiene características especiales y desde siempre se les han adjudicado poderes muy diversos, con lo que volvemos al tema de la riqueza en la diversidad, del que hablaba antes con Pepi.

Te mando muchos, pero muchos abrazos y todo mi cariño

Nina de Papuza dijo...

¡Qué gusto visitar tu blog! Es una delicia. Y las fotos!!!, pura luz.
Gracias por tu visita. Es un honor.

alma dijo...

Bonito post...esas espirales que son los laberintos de uno mismo...

Lety dijo...

Hola Nina, conocerte también fue grato.

¿las fotos dices, las de post o las del album?

Bueno, que importancia tiene, las de post las he subido para su placer, las del album, para compartirles mi vida.

Un abrazo para tí

-----------------

Querida Alma:

La carta de IndianGuman es bella, las espirales y laberintos del caracol el espejo de cada una de nosotras.

Mi abrazo respetuoso para tí.

Olie dijo...

Qué hermosa forma para describir la amistad. Una amistad que no distingue ni siquiera entre continentes o países. Ni idiomas. Y muy lindas las palabras qu te ha prodigado Indianguman, con su delicadeza habitual...

Bella lectura.

Un gran, gran abrazo:

Olie

Lety dijo...

Muy querida Olie:

¿verdad que soy afortunada por tener la amistad de ustedes?

Estas cartas son el tesoro que voy a legarle a mis hijos, que ellos me vean a través de los ojos de quien me trató. Y el nuestro, aunque sea virtual es un trato asido a la realidad.

Te dejo mi abrazo muy cariñoso

Veronika' s World dijo...

Maravilloso!
No tengo más palabras, el vocabulario no alcanza para expresarlo.
Un abrazo a tí y a Indianguman!!!

Gracias por leerme, tú das razón de ser a este blog